Ir a contenido

MOCIÓN EN LA CÁMARA ALTA

El PP y Ciudadanos evitan condenar el franquismo en el Senado

Los partidos de la derecha se abstienen ante una moción del PSOE contra la "exaltación" de la dictadura

A 48 horas del fin del plazo, el PP no ha decidido aún si recurrre ante los tribunales la exhumación de Franco

Juan José Fernández

Francisco Franco preside un desfile en Madrid.

Francisco Franco preside un desfile en Madrid.

En el resumen de la sesión de este miércoles que publica el Senado se lee la palabra "aceptada" tras el enunciado de una moción de condena al franquismo. Y eso daría la apariencia de normalidad en el debate sobre la exhumación de Franco si no fuera porque tras ese "aceptada" hay en realidad una mayoría de abstenciones, 136, y solo un tercio de votos afirmativos.

La Cámara Alta no ha hecho, como proponía la moción presentada por el PSOE, "una condena rotunda" de una dictadura militar con decenas de millares de víctimas en su haber. Una vez más, Partido Popular, Ciudadanos, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro se han abstenido evitando expresar esa condena. Salvaron la moción 97 votos del grupo socialista, Unidos Podemos y los nacionalistas catalanes, canarios y vascos.

Y no es que no hubiera ganas de discutirla: cuando el portavoz socialista Francesc Antich subió al atril a defenderla, la moción "sobre exhumación de Francisco Franco Bahamonde del Valle de los Caídos y la modificación y mejora de la Ley de Memoria Histórica" tenía presentadas 44 enmiendas, entre ellas 29 del grupo mixto, 21 de los senadores Carles Mulet y Jordi Navarrete (Compromís), una del grupo popular y una del senador de EH-Bildu Jon Iñarritu.

Prueba para el PP

El senador socialista Tontxu Rodríguez ha dicho que a los populares les "escuece" esta moción porque -parafraseando el himno de Falange 'Cara al sol'- "hunden sus raíces biológicas e ideológicas" en "la camisa nueva, las banderas victoriosas y la España en la que empieza a amanecer".

Y el dardo ha levantado las protestas de los escaños azules. El senador canario del grupo popular Joel Delgado ha defendido que el PP condena el franquismo "como no podía ser de otra manera", para luego matizar que a los españoles no les preocupa dónde reposen los restos de Franco.

Al también popular Carlos Aragonés le ha parecido que la presentación de la moción tiene fecha con "significado electoral", mirando a Andalucía, y también el plan de "meter el dedo en el ojo al PP" en la semana del 20N, aniversario de la muerte de Franco.

Al PP le queda un compromiso político aún más importante que resolver. Pablo Casado medita contra reloj si presentan o no al Constitucional un recurso contra el decreto ley de exhumación. La portavoz popular en el Congreso, Dolors Montserrat, aseguró a la Fundación Francisco Franco que sí lo presentarían. El plazo para recurrir se acaba el lunes 26, en plena campaña electoral andaluza, y en la dirección del PP no han decidido aún si llevan o no el recurso al juez, informa Pilar Santos.   

Dedo en el ojo

Jokin Bildarratz, del PNV, mostró su excepticismo con un argumento parecido al del senador Aragonés, preguntándose si la moción le sirve al PSOE para "seguir metiendo el dedo en el ojo" al PP. El PNV ha votado 'sí', pero criticando que, en realidad, no se ha aportado nada que no esté ya en la Ley de Memoria Histórica.

Se ha mostrado mucho menos crítico, desde las filas del Grupo Mixto, el senador de la Agrupación Herreña (Coalición Canaria) Pablo Rodríguez Cejas, quien incluso ha leído en el estrado algún testimonio de la represión, recordando cómo en su isla los falangistas daban "de zurriagazos" al campesino que no les entregaba sus papas.

El valenciano de Compromís Carles Mulet también ha votado 'sí', pero insistiendo, como suele, en su idea de que habría que volar el valle de los Caídos. No han ido tan lejos los nacionalistas catalanes. Al PDeCAT, en palabras de Joan Bagué, le parece que, tal y como estaba planteada la moción socialista "es imposible" estar en desacuerdo. A ERC, según el senador Miquel Àngel Estradé, le parece que la moción carecía de "valentía" para quitar a la "derecha nostálgica" su "apropiación" del relato histórico. Aún muchos escolares, lamentó el republicano, no conocen la verdadera dimensión del "régimen criminal" de Franco..

Unidos Podemos ha descendido más a lo concreto consiguiendo colocar una de sus enmiendas, sobre la nulidad de las sentencias pronunciadas en el franquismo y exigiendo, en la voz de Joan Comorera, que se impida que Franco acabe enterrado en la catedral de La Almudena.

Como en otras votaciones, Ciudadanos ha evitado la condena con la finta de que la moción no busca el consenso. La exhumación de los restos de Franco se plantea, dice el portavoz naranja, Tomás Marcos, "de manera precipitada". El socialista Ander Gil, padre de la moción, lamentó que se hayan abstenido "los partidos de las derechas", convencido de que "en cualquier país de Europa" habría obtenido la unanimidad.