Ir a contenido

ELECCIONES ANDALUZAS

Sánchez descarta adelantar las elecciones aunque no tenga presupuestos

El líder socialista arropa a Susana Díaz en el único mitin de campaña y pide movilización para evitar el "bloqueo" y la repetición electoral

Julia Camacho

Pedro Sánchez pide una mayoría rotunda para que no haya bloqueos. / ROMÁN RÍOS (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, dejó claro en Chiclana que su proyecto político “es para años, no para meses”, rechazando así cualquier posibilidad de un adelanto electoral si no logra sacar adelante los presupuestos generales. En un acto en Chiclana de la Frontera para respaldar a la candidata socialista, Sánchez apuntó que con la moción de censura de junio se abrió un “cambio de época”, y aseveró que su objetivo es “ganar una década” y poner fin así a las “políticas injustas” que aplicó el PP, con apoyo de Cs, a su paso por la Moncloa.

El de Chiclana de la Frontera, gobernada por el único alcalde de la provincia que apoyó al líder socialista en las primarias, será el único acto que compartan en teoría durante esta campaña el presidente Sánchez y la candidata Susana Díaz.

Escasa presencia de Sánchez

Una agenda internacional endiablada redujo la presencia a dos mítines, justo en las dos provincias donde más apoyos internos tuvo el líder socialista en las primarias: Cádiz, donde el PSOE aspira a consolidar los 6 de los 15 escaños en liza, y Málaga. Pero una cumbre extraordinaria europea sobre el 'brexit' deja en el aire el segundo de los mítines, por lo que el equipo de Ferraz trata de encajar otra fecha.

Sin embargo, y pese a tratarse de un acto con un líder nacional, el mitin celebrado en una céntrica bodega se diferenció mucho de otros actos protagonizados por los líderes de Cs o PP: solo se vieron banderas andaluzas, en contraste con los mítines de las formaciones de derecha, donde las enseñas españolas son mayoría, cumpliendo así el lema del “acento andaluz” que Díaz reclama para la campaña.

En este sentido, el secretario general del PSOE subrayó durante su intervención que su partido “tiene un proyecto para España y Andalucía”, cargando contra los líderes nacionales que ven las elecciones andaluzas como la primera vuelta de las nacionales. “Otros no lo tiene para Andalucía porque no lo tiene para España, eso es lo que pasa”, dijo, convencido de que “el tren de la victoria socialista tiene su primera parada en las andaluzas, con Susana (Díaz), y la segunda en mayo, con las municipales”. Y trató de responder a la pregunta de por qué el PSOE siempre gobierna en Andalucía.  “No se puede despreciar Andalucía para luego aspirar a gobernarla, es así de simple”, justificó.

Salario mínimo interprofesional

Sánchez volvió a reprochar a las formaciones de derecha que con su “abandono de la moderación” y su “irresponsabilidad política” estén fomentando el crecimiento de la extrema derecha. “Por eso decimos alto y claro que en Andalucía, España y la UE no tienen cabida los discursos machistas, xenófobos y excluyentes”. Y de nuevo volvió a solicitar el apoyo de PP y Cs a los presupuestos para poder sacar adelante la subida del salario mínimo interprofesional.

En este sentido, el líder del PSOE enumeró las bases de su proyecto de transformación social, con la recuperación de los servicios públicos como educación y sanidad, la apuesta por la FP, la transformación del tejido laboral o la defensa de la igualdad de género, con permiso de paternidad equiparables y retribuidos. También hizo mención a la ley de transición ecológica, la subida de las pensiones o la reforma de la Constitución para eliminar los aforamientos.

El líder del PSOE aseguró que con esta batería de medidas, ganarán el próximo ciclo electoral, rompiendo los augurios de quienes “decían que el futuro ya no era nuestro y que nunca más habría un gobierno progresista”. Por eso, animó a la movilización del electorado a fin de lograr una “mayoría rotunda” para que no haya “bloqueo” ni pérdida de derechos.

Mitin accidentado: desmayos y sabotaje

El mitin socialista sufrió varias interrupciones durante el discurso de la candidata socialista. El acto se celebró en una sala cerrada, un recinto repleto de barricas de moscatel con intenso olor a vino, en el que el calor provocado por el millar de personas allí concentradas provocó una lipotimia en uno de los asistentes. Díaz interrumpió su intervención hasta que los equipos sanitarios le atendieron. Minutos antes, una mujer de mediana edad fue desalojada a la fuerza por los servicios de seguridad cuando se levantó de su sitio y blandió una pancarta con el lema “Susana Corrupta, yo voto nulo por mis hijos y mis nietos”. Una vez fuera del recinto, la mujer se encaró con la Guardia Civil reclamando que le devolvieran su pancarta.