Ir a contenido

ocho ministerios implicados

El Gobierno aprueba un plan para el Campo de Gibraltar en el arranque de la campaña andaluza

Marlaska niega que sea electoralista porque algunas medidas empezaron a prepararse hace tiempo

El Periódico / Madrid

’Narcolancha’ incautada por la Guardia Civil de Algeciras a narcotraficantes.

’Narcolancha’ incautada por la Guardia Civil de Algeciras a narcotraficantes. / A CARRASCO RAGEL

El Consejo de Ministros aprobó este viernes, el primer día de campaña de las elecciones andaluzas, un Plan para el Campo de Gibraltar, en el que han colaborado ocho ministerios, para mejorar la comarca. Entre las medidas que señaló el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se incluye una partida específica para planes de empleo en la zona, la creación de tres juzgados (en Algeciras, la Línea de la Concepción y el San Roque), una nueva zona franca en Los Barrios e inversiones por 810 millones de euros en conexiones ferroviarias y viales.

Grande-Marlaska negó que la batería de medidas para el Campo de Gibraltar responda a una estrategia de electoralismo para incidir en la campaña en la que la socialista Susana Díaz aspira a volver a ganar y seguir como presidenta de la Junta de Andalucía. El ministro admitió, en todo caso, que el Ejecutivo estudió si la aprobación y presentación justamente este viernes de este plan respetaba las restricciones que la ley establece para el comportamiento de los poderes públicos en campaña y concluyó no sólo que no incurría en ninguna vulneración, sino que guardaba las "apariencias".

El titular de Interior subrayó que se trata de medidas "transversales" que implican a varios ministerios y que corresponden al Ejecutivo central, no a la Junta. Y, en segundo lugar, recordó que el plan contiene medidas (de inversiones en infraestructuras, en formación profesional y empleo) que se empezaron a preparar hace tiempo.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz y ministra de Educación, Isabel Celaá, subrayó que su departamento también pondrá en marcha medidas orientadas a la capacitación de personas adultas con baja cualificación y promoverá ofertas formativas destinadas a la reincorporación a los sistemas reglados de jóvenes que abandonaron el sistema educativo prematuramente y están en paro.