Ir a contenido

REUNIÓN EN LA DIAGONAL

La Fundación Francisco Franco impulsa una delegación en Barcelona

Los "planes de expansión" del órgano: ya está en Girona y planea nombrar representantes en Tarragona y Lleida

Su último proyecto: quieren que la figura del dictador se estudie en una cátedra de la Universidad de Harvard

Luis Rendueles

El proyecto del Gobierno de sacar a Franco del Valle de los Caídos ha calentado los ánimos de los últimos franquistas. A la izquierda, pasquín en una pared de Madrid. A la derecha, el cuerpo de Franco, expuesto al público en noviembre de 1975.

El proyecto del Gobierno de sacar a Franco del Valle de los Caídos ha calentado los ánimos de los últimos franquistas. A la izquierda, pasquín en una pared de Madrid. A la derecha, el cuerpo de Franco, expuesto al público en noviembre de 1975. / E.P.C.

Sesenta personas acudieron a una comida celebrada hace tres semanas en un restaurante de la Diagonal. Todos eran franquistas. Entre ellos estaba el presidente de la Fundación Francisco Franco, el general retirado Juan Chicharro. El objetivo, según ha conocido EL PERIÓDICO, es iniciar "la expansión" de la fundación franquista en Catalunya, en plena ofensiva para evitar que el Gobierno exhume los restos del dictador y los lleve fuera del Valle de los Caídos.

Entre los asistentes a la comida estuvo también un alto cargo del franquismo en Catalunya y varios candidatos a ser nombrados delegados de la Fundación Franco en Girona. El presidente de la Fundación Franco, Juan Chicharro, confirmó el "plan de expansión" de la fundación y explicó que aún no hay candidatos para ser nombrados delegados franquistas en Tarragona y Lleida. Respecto al acto de la Fundación Franco en Barcelona, Chicharro explicó que "yo tenía cierta inquietud, pero cuando llegué me dijeron: tranquilo, estás en Tabarnia".

En ese intento de crecimiento, la Fundación Franco realizó el pasado 27 de octubre un "llamamiento a todas aquellas personas que quieran implicarse en defensa de la verdad histórica". El objetivo, decía, es "restablecer/instalar Delegaciones en provincias" en unos momentos, afirmaban, en que "la figura del Generalísimo y lo que representó su obra para España han sido y son desfigurados de forma permanente".

'Casting' franquista

Consultado sobre ese casting en busca de delegados de la Francisco Franco, el presidente de la fundación, Juan Chicharro, aseguró que habían recibido ofertas de "voluntarios de 35 provincias", y que prefiere que los futuros delegados sean "gente joven". Además de Barcelona, el general Chicharro explicó que Valencia y Sevilla son otras capitales donde la Fundación Franco tiene más avanzada su implantación.

El objetivo más ambicioso de la fundación franquista acaba en la prestigiosa universidad estadounidense de Harvard. "Una persona nos ha ofrecido hacer una cátedra allí sobre la figura de Franco, una cátedra de estudios franquistas. El asunto está todavía en fase embrionaria", indica el general Chicharro, que añade que en esa universidad norteamericana hay estudios reglados sobre "Stalin y Mao TseTung", entre otros.

Esta ofensiva de la Fundación Franco coincide con la petición del Parlamento Europeo para su ilegalización y los cambios que proyecta el gobierno español dentro de la ley de memoria histórica. "Sabemos que el gobierno nos quiere ilegalizar, pero les va a ser muy difícil", comenta Chicharro.

El que fuera ayudante de Campo del Rey Juan Carlos I añade que el gobierno de Pedro Sánchez "está intentando demostrar que no cumplimos con la ley de fundaciones", que hace posible que cualquier donante a la fundación franquista desgrave a Hacienda como si el dinero se entregara a Cáritas u otra ONG. El año pasado se beneficiaron de esos descuentos 847 donantes a la fundación franquista. El año próximo, según el general Chicharro, serán más. "Tenemos doscientos y pico afiliados más desde que empezó todo esto y las donaciones han aumentado un 30 o un 40 por ciento", proclama.

"Provocación"

Para el Govern de Quim Torra estos planes de la Fundación Francisco Franco no son más que una «provocación», según aseveró taxativa la portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, cuando fue preguntada al respecto en una entrevista en SER Catalunya.