Ir a contenido

SEÑALAMIIENTO

Arran pinta de amarillo la casa de Llarena en Sant Cugat

La organización juvenil próxima a la CUP acusa al juez del Supremo de ser el "máximo responsable" de la "represión al independentismo"

Interior revisará el protocolo de seguridad para evitar nuevos ataques al magistrado

Á. V.

Miembros de Arran lanzan pintura amarilla contra la fachada de la vivienda del juez Llarena en Sant Cugat. / @ ARRAN (ATLAS VÍDEO)

La organización juvenil de la Esquerra Independentista, Arran, ha pintado de amarillo la entrada de la vivienda que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena tiene en Sant Cugat del Vallès. Pese al ataque, fuentes del Ministerio del Interior han negado que se haya producido un fallo en el dispositivo de seguridad con el que cuenta el magistrado, desde que ha sido el instructor de la causa contra los líderes del 'procés'.

No obstante, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska, que señala que no existe riesgo cero, aprovechará el incidente para revisar el protocolo del magistrado, una práctica que se realiza periódicamente con estos sistemas de seguridad. 

Arran, situada en la órbita de la CUP, publicó este miércoles en las redes sociales la acción con la que pretende "señalar al juez Llarena como máximo símbolo de la represión al independentismo".

Los anticapitalistas recordaron que el pasado 25 de marzo ya realizaron una pintada contra el magistrado en la Cerdanya que fue borrada en septiembre por un "comando dirigido por Inés Arrimadas y Albert Rivera". "Si este tuit llega a los 300, volveremos a pintar", apuntó entonces Arran. La elegida ahora ha sido la vivienda que Llarena posee en Sant Cugat, contra cuyo portal de entrada dos encapuchados han arrojado botes de pintura amarilla.

"Hoy hemos vuelto a señalar que Llarena y el sistema que le apoya son los reponsables de cada presa y exiliada política (sic), juicio que gana la banca, sentencia que tolera violaciones. De cada desahucio, de cada militante antifascista detenida", ha señalado la organización juvenil en una serie de mensajes antes de denunciar un "régimen del 78" que les "reprime" y de anunciar su decisión de "romper la baraja de jueces, políticos y reyes que viven a costa de nuestra miseria".

Condena de Lesmes

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha calificado de "lamentabilísimos" los hechos y ha destacado que un hijo del magistrada se encontraba en el domicilio atacado. Tras la entrega de los premios anuales del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, Lesmes se ha dirigido a los medios para condenar "profundamente" las pintadas.

"Un poder judicial independiente, que actúe con estricta sujeción a la ley, y que debe ser respetado por la sociedad entera es imprescindible para el mantenimiento a nuestra democracia", ha añadido Lesmes antes de advertir de que el CGPJ hará "lo necesario" para "preservar en su función a los jueces españoles".

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para identificar a los responsables de la acción reivindicada por Arran. Según ha informado la policía catalana, los Mossos han recibido un aviso del incidente y han abierto la investigación a la espera de recibir la denuncia.