Ir a contenido

El Congreso tumba la propuesta de Casado de prohibir por ley los lazos amarillos

Solo Cs y UPN votan a favor de la proposición de ley de símbolos presentada por el PP

Efe / Madrid

El parque de la Ciutadella (Barcelona) con lazos amarillos, el pasado 17 de enero

El parque de la Ciutadella (Barcelona) con lazos amarillos, el pasado 17 de enero / FERRAN NADEU

El Partido Popular sólo ha conseguido el apoyo de Ciudadanos a su proposición de ley de símbolos, que esta tarde ha rechazado rechazar el pleno del Congreso tras un debate en el que la portavoz del PP, Dolors Montserrat, ha acusado a los socialistas de ser unos "traidores" por no darle su respaldo.

La Cámara Baja va a rechazar la toma en consideración de esta propuesta que pretendía evitar la exhibición en espacios públicos de símbolos "excluyentes" como los lazos amarillos o las banderas esteladas y que, incluso, contempla la posibilidad de cesar a los altos cargos que lo permitan.

Sólo Cs y UPN han mostrado su apoyo a la iniciativa, que ha sido rechazada por todos los demás portavoces en el debate de esta tarde.

En su defensa de la iniciativa, Dolors Montserrat ha señalado que los catalanes necesitan una "oportunidad" para "volver a la concordia" y ha señalado que solo será posible con la "regeneración democrática" de las instituciones y si se reconoce la "catalanidad" de los constitucionalistas.

"Calmar al tigre"

Tras acusar al separatismo catalán de "totalizar" los espacios públicos con símbolos de exclusión que "ofenden", la portavoz popular ha advertido a los socialistas de que "sus socios no se van a saciar jamás".

"No pueden calmar al tigre dejando que devore la democracia", ha dicho Montserrat, quien ha pedido a los socialistas que "no se engañen" diciendo que la tensión en Cataluña ha bajado, porque lo que hay en realidad es "miedo y coacción".

La portavoz del PP ha exhibido fotos de plazas y playas repletas de cruces o lazos amarillos y le ha dicho a los independentistas que si rechazan la iniciativa están diciendo que quieren a los constitucionalistas fuera de sus pueblos y desterrados de Cataluña.

En un último mensaje a los socialistas les ha acusado de convertirse en "traidores" a sus propios principios, recogidos en la Constitución.

Pitos al rey

Aunque Ciudadanos ha anunciado su voto a favor de la toma en consideración de la proposición del PP, ha sido muy crítico con la oportunidad de la iniciativa, que ve electoralista.

Miguel Gutiérrez ha reprochado al PP que traiga una propuesta supuestamente en defensa de las instituciones pero "se haya agarrado al sanchismo" para pactar la composición del nuevo Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "bajo la atenta mirada" de Podemos.

"¿Dónde estaban cuándo pitaban al himno nacional y al Rey en los partidos de fútbol?", ha recordado Gutiérrez, que ha criticado que el PP solo defienda a la nación española cuando ha perdido el Gobierno.

Por contra, Artemi Rallo, del PSOE, ha rechazado una iniciativa que, a su juicio, solo trata de "emponzoñar" la convivencia apropiándose de los símbolos nacionales y convirtiéndolos "en arma arrojadiza".

A su juicio, el PP no persigue mejorar la convivencia, sino "atizar el fuego del conflicto" con medidas "represivas" y multiplicando tensiones bajo la idea equivocada de que "cuanto peor para España y los españoles" mejor le va al PP.

Muy crítica también la diputada de Unidos Podemos María del Mar García Puig, que considera la iniciativa del PP como un "ataque sin precedentes" a la libertad de expresión.

Para García Puig, el PP representa "una amenaza para la convivencia" al tiempo que ha tildado de "carca" a su líder, Pablo Casado, a escasa de distancia -ha dicho- del presidente de Cs, Albert Rivera.

Desde ERC, Joan Tardá, ha criticado que el primer símbolo que pretende proteger la proposición del PP sea la monarquía, una institución promovida, a su juicio, por Franco, lo que supone un "pecado original".

"Esta es una vuelta de tuerca en la política represiva de la derecha", ha denunciado.

En esta línea, el diputado del PDeCAT, Sergi Miquel, ha pedido al PP que en lugar de pedir que se prohíba quemar fotos del Rey, se pregunte por qué hay personas que las queman, mientras que Marian Beitialarrangoitia, de Bildu, les ha acusado de intentar acallar a quienes les llevan la contraria, lo que es "puro fascismo".

"Ustedes se han pasado la Constitución y la bandera por el arco del triunfo", ha reprochado al PP Ignasi Candela, de Compromís, que considera que el PP no tiene "legitimidad" para defender ni la bandera ni la Constitución.