Ir a contenido

POLÉMICA POR SU 'SKETCH' EN LA SEXTA

Una semana de asedio a Dani Mateo

El humorista ha recibido en la última semana críticas, insultos y amenazas y ha sido víctima de boicots por sonarse con la bandera española en 'El Intermedio'

El Periódico

Imagen del polémico sketch de Dani Mateo en El Intermedio en el que se suena con la bandera española.

Imagen del polémico sketch de Dani Mateo en El Intermedio en el que se suena con la bandera española. / ATRESMEDIA TELEVISIÓN

Dani Mateo tiene una cita peliaguda este viernes por la noche con el auditorio del Teatro Municipal Quijano de Ciudad Real. Tras verse desde hace una semana en el ojo del huracán por el polémico 'sketch' de 'El intermedio' en el que se sonaba con la rojigualda, su espectáculo 'Nunca os olvidaremos', junto a Raúl Cimas y JJ Vaquero, promete dar que hablar. Hay quien incluso ha animado desde las redes sociales a recibirle a las puertas del teatro bandera española en mano.

El humorista enervó con su número en el programa de La Sexta del 31 de octubre a quienes, en un momento político muy sensible, sienten la bandera y exigen "respeto" a la misma. Desde aquella noche, en Twitter y Facebook ha sido blanco de críticas, insultos y llamadas al boicot a su persona, a su espectáculo e incluso a su bar de Malasaña, en Madrid. También su novia ha denunciado amenazas en Instagram y dos empresas han anunciado que retiran su publicidad del espacio de la cadena privada.   

Hace unos días aseguró, en una entrevista de la cadena Ser, que no calibró las consecuencias de su gag: "Muchos me pueden acusar de ingenuo, pero no supe prever la dimensión". Aun así, sabía que se podía armar: "En el momento de sonarme dije '¡maldita sea, las redes sociales! Se va a capturar esta imagen, va a llegar a gente a la que no le gusta, va a ver una imagen muy ofensiva y se va a liar". "Llevo unos días muy mal porque ha sido muy fuerte. Recibir amenazas, mi familia, mi chica, yo, las empresas con las que trabajo…", lamentó.

Otros, en cambio, no han dudado en expresarle su apoyo, y denunciar el linchamiento al cómico, en defensa de la libertad de expresión. Tras ser interrogado por tuiteros sobre si haría lo mismo con la 'senyera' o la 'estelada', el humorista Toni Soler llegó a sonarse en TV-3 con la primera, para solidarizarse con él. "Tengo una cosa mejor para sonarme como Dios manda. Tengo este magnífico dispensador de 'senyeres' para sonarse. Muy útil, esto en Tabarnia lo peta", remachó. Y añadió: "¿Lo veis? No pasa nada".

Un "trapo" que "representa valores"

En cambio, otro compañero de profesión, el presentador Frank de la Jungla, le dirigió una carta en la que le recordó que la bandera española "representa la unión de un país" y es "un valor muy importante" para los militares que defienden la "libertad" de los ciudadanos. "Es un trapo, sí, pero representa valores", escribió. Incluso la Guardia Civil entró al trapo: "No respetar la bandera no es humor".

También hay quien ha querido contrarrestar la llamada a llenar de comentarios negativos sobre el local del cómico, el bar El Ideal, el portal Tripadvisor, donde, por cierto, algunos acabaron boicoteando otros establecimientos con el mismo nombre. Así, en la página de Facebook del local de Mateo puede leerse en la anotación de un usuario: "local limpio de amantes a la bandera y de gente sin humor".

No es la primera vez que Mateo, cuya carta de presentación en Twitter encabeza la palabra "titiritero", desata la polémica por un 'sketch'. En abril del año pasado, se refirió a la cruz del Valle de los Caídos como "esa mierda". El resultado: él y el Gran Wyoming fueron denunciados por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos por un delito contra los sentimientos religiosos. En noviembre del pasado año la causa fue archivada. 

Ahora, el sindicato de la Policía ASP le ha denunciado "por su ofensa a España, sus símbolos y a los españoles", según anunció a través de un tuit.

Reirse y "relajar" el ambiente

El humorista afirmó en cuanto estalló la polémica que su intención, en realidad, era otra: "Yo en el 'sketch' me río de la importancia que le estamos dando a las banderas [...] Mi intención es que nos riamos de lo más sagrado para relajar un poco el ambiente y que no acabemos a tiros". No lo entendieron así la clínica Baviera ni la firma de muebles Andreu World -ambas, valencianas-, que no colaborarán más con 'El Intermedio', ni la empresa textil sevillana Álvaro Moreno, que dejará de vestir a sus presentadores.

El revuelo llevó al Gran Wyoming a pedir perdón en el programa del lunes. "No hubo intencionalidad política ni ningún posicionamiento editorial detrás, era simplemente humor", señaló. Este miércoles, no obstante, soltó en Twitter la puntilla: "Me ponen los de Vox. Lo tienen todo: racistas, machistas, xenófobos, franquistas, fascistas, matones, maleducados, incultos... pero eso sí, con el trapito, que es lo guays".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.