Ir a contenido

asesinado en el 2000

Un hijo extramatrimonial del coronel Muñoz Cariñanos reclama al Estado una indemnización como víctima de ETA

El hombre pide al Ministerio del Interior unos 200.000 euros

Europa Press / Madrid

Un operario borra una pintada en la que aún se puede leer ETA, en una imagen de asrhivo 

Un operario borra una pintada en la que aún se puede leer ETA, en una imagen de asrhivo  / REUTERS

Francisco Muñoz Estévez, hijo extramatrimonial del médico militar Antonio Múñoz Cariñanos asesinado por ETA en Sevilla en octubre del año 2000 y reconocido como hijo legítimo el 27 de septiembre de 2002 por la Audiencia Provincial de Sevilla, ha decidido abrir distintos procedimientos por la vía administrativa, entre ellos, va a ejercer una acción judicial para reclamar al Ministerio del Interior una indemnización como hijo de víctima del terrorismo.

Según ha informado a Europa Press Fernando Osuna, que ejerce la representación legal de Muñoz Estévez, al Ministerio del Interior se le reclama una indemnización de en torno a 200.000 euros. En este sentido, cabe recordar que el Estado ya concedió dicha indemnización a sus tres hijos naturales, quien, con sentencia judicial a su favor, se negaron a compartirla con el ahora demandante.

De otro lado y en caso de que el Estado rechace esta petición, Múñoz Estévez ha iniciado otro procedimiento civil para el embargo de bienes contra los etarras Igor Solana, Juan Antonio Olarra y Harriet Iragui, condenados por la muerte de su padre, hasta satisfacer la citada cantidad; así como contra Herri Batasuna y Bildu, ya que considera que tienen que responder también por haber amparado políticamente a ETA.

Un tercer procedimiento emprendido por Muñoz Estévez pretende reclamar a sus hermanos, hijos naturales del médico militar asesinado por ETA, parte de la herencia recibida por éstos que le pudiera corresponder.

Según el abogado Fernando Osuna, le corresponde la cuarta parte del 66 por ciento de la herencia que dejara en su día Muñoz Cariñanos y que recibieron sus tres hijos naturales, que englobaba varias viviendas en Sevilla y en la costa o la clínica en la calle Jesús del Gran Poder de la capital andaluza, donde fue asesinado por la banda terrorista.