Ir a contenido

ACTO SOLEMNE EN EL PALAU DE LA GENERALITAT

Puigdemont activa el Consell per la República con un registro de ciudadanos

El 'expresident' sostiene que el organismo tendrá más "libertad" que el Govern

Artadi subraya que es una entidad privada sin financiación ni dependencia pública

Fidel Masreal

Carles Puigdemont interviene a través de videoconferencia en el acto de presentación del Consell per la República, en el Palau de la Generalitat.

Carles Puigdemont interviene a través de videoconferencia en el acto de presentación del Consell per la República, en el Palau de la Generalitat. / ELISENDA PONS

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha presentado por videoconferencia -junto al 'exconseller' Toni Comín- la estructura del Consell per la República, un organismo privado al que ha dotado de trascendencia política para llegar de forma "más libre" y "desacomplejada" donde no puede llegar el Govern en la llamada internacionalización del 'procés'. Y respecto a su composición definitiva, ha anunciado la creación de un registro de ciudadanos que quieran "participar de forma directa en la construcción de la república".

Puigdemont y Comín han partido de la "legitimidad" del resultado del referéndum del 1-O, en un acto solemne en el Saló de Sant Jordi del Palau de la Generalitat, con presencia del Govern, el president del Parlament, miembros de JxCat y ERC, los líderes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium y la ausencia de la CUP. Un acto seguido en la plaza de Sant Jaume por manifestantes independentistas.

Puigdemont ha hablado no solo de internacionalización, sino también de abrir debates sobre la democratización y el "proceso constituyente" que ha de culminar en "una propuesta de Constitución" para Catalunya. Una Constitución que, por cierto, el consejo asesor para el impulso del Fòrum Cívic i Social per al Debat Constituent elude concretar. Puigdemont sí lo ha hecho, al tiempo que ha hablado de la ya conocida "internacionalización" del 'procés' para "avanzar por la vía de los hechos hacia la república".

Por su parte, Comín ha lanzado un guiño a las entidades soberanistas proponiendo una acción concertada entre el Consell y las "movilizaciones" futuras para, "esta vez sí", llegar a la independencia. "Estaremos a disposición de las entidades cuando consideren que el Consell puede tener una participación en la fase de movilizaciones", ha dicho.

El organismo cuenta con una página web desde la que los interesados en participar en la iniciativa pueden apuntarse al registro ciudadano, previa aportación mínima de 10 euros.

Torra y la independencia

El 'president', Quim Torra, ha sostenido que con el Consell per la República se va a hacer que la independencia "sea una realidad cada día más cercana" y ha insistido en que no aceptará las sentencias de los encausados por el 1-O. El Consell nace para hacer efectivo el mandato del 1-O, ha insistido.

El Consell nace más tarde de lo previsto y tras una reunión preparatoria en Waterloo (Bélgica) que no fue lo lucida que esperaba el 'expresident' Puigdemont, con la ausencia de la CUP. Semanas atrás, el 'conseller' de Exteriors, el republicano Ernest Maragall, subrayaba en una entrevista que en ningún caso el Govern subvencionará al organismo.

La pompa y solemnidad del acto de este martes por la tarde en Palau ha contrastado con la frialdad con la que horas antes la portavoz del Govern y 'consellera' de Presidència, Elsa Artadi, ha despachado el asunto. No ha informado al respecto en su intervención inicial y a preguntas de los periodistas se ha limitado a subrayar que se trata del Consell "per" la República y no "de" la República, y que se trata de una organización de derecho privado sin financiación pública, cuya relación con el Govern "se irá construyendo". En cambio el 'president' Torra, en sus intervenciones del Parlament y en la conferencia del 4 de septiembre, destacó el Consell como una de las "vías de acción republicana". Por cierto, entonces habló del "Consell de la República".

Y mientras, los acuerdos con el Estado

La trascendencia que el soberanismo ha dado al Consell también contrasta con el poco interés con el que el Govern ha explicado el acuerdo con el Gobierno del PSOE -sí, siguen existiendo negociaciones y acuerdos institucionales pese a la retórica rupturista de Torra, que este sábado todavía insistía en dar por "acabado" el "crédito" a Pedro Sánchez- para desbloquear la ley 24/2015, fruto de una iniciativa legislativa popular (ILP) para desplegar medidas contra la pobreza energética y en defensa de la vivienda digna.

Una ley que el Gobierno del PP llevó al Tribunal Constitucional y que, fruto de la negociación entre gobiernos, se ha reactivado casi en su totalidad. Los promotores de la ILP celebraban este martes, también en la plaza de Sant Jaume, este acuerdo, en una comparecencia con mucho menos seguimiento institucional y mediático.