Ir a contenido

'OPERACIÓN PÚNICA"

Barreiro reprocha a Ciudadanos las presiones que sufrió para que dimitiese

La excaldesa de Cartagena pasa factura tras archivarse su caso: "Se quería mi cabeza para aprobar unos presupuestos que, al final, no sirvieron para nada"

Europa Press

La senadora del PP Pilar Barreiro.

La senadora del PP Pilar Barreiro. / EFE

La exalcaldesa del PP en Cartagena y senadora en el Grupo Mixto Pilar Barreiro ha afirmado, este lunes, que su inocencia en el 'caso Púnica' ha sido demostrada después de que el Tribunal Supremo ha archivado la causa y ha reprochado a Ciudadanos no disculparse por las "presiones" ejercidas, durante las negociaciones de los PGE del 2018."Se quería mi cabeza para aprobar unos presupuestos que, al final, no sirvieron para nada", ha asegurado.

"En mi caso se había demostrado fehacientemente que el pago de facturas fue para la promoción de Cartagena, pero se consideró por parte de la fiscalía que era para limpiar mi reputación", ha afirmado Barreiro en declaraciones a la COPE, recogidas por Europa Press. Ciudadanos exigió en el marco de la negociación de los presupuestos con el Gobierno del PP que la exalcaldesa, imputada entonces, dejara el escaño en el Senado.

Barreiro, que finalmente pasó en el mes de marzo al Grupo Mixto abandonando el Grupo Popular en el Senado, ha recalcado que a ella "no se lo dijo nadie" y que tomó la decisión de pasarse al Mixto para no "dañar" al PP.

Promoción de la ciudad

La senadora, que fue acusada de hacer uso de dinero público para mejorar su reputación 'on line', ha defendido que los fondos se emplearon para "la promoción de la ciudad" que gobernaba y que, a su juicio, ha experimentado un "enorme cambio" en sus años de gobierno.

"Aquí se ha acusado de 'tener intención de', no de haberlo hecho", ha alegado la exalcaldesa, al tiempo que ha reprochado que desde la formación 'naranja' no se hayan disculpado tras conocerse el archivo de la causa.

"Un senador de Ciudadanos me dijo que no me lo tomara como una cuestión personal; yo no entiendo la política de esa manera, ya me han sometido a 12 procesos judiciales, dos de los cuales han sido en el Supremo y los he ganado. Muchas veces se usa esto en política para terminar con el contrincante", ha manifestado Barreiro.

"Serví para abrir y cerrar telediarios, pero yo decidí no dejar el acta y no ceder a partidos como Ciudadanos, que ahora apoya a alcaldes envueltos en temas de corrupción", ha sentenciado.

Presión de Rivera 

Ciudadanos, en ese momento, mantenía la presión para que dejara el PP y la resolución del asunto en el Supremo previsiblemente se iba a prolongar, al haberse personado en el caso la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE).

Para no "perjudicar" al PP, dijo la propia Barreiro en un comunicado, decidió pasarse al Grupo Mixto, lo que fue celebrado por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. "Esta decisión obedece a mi intención de no perjudicar al partido al que siempre he sido leal y por el interés general de los españoles", señaló la senadora entonces.