Ir a contenido

DESENCUENTRO

Casado: "Con el PSOE nunca romperé relaciones"

El líder del PP ha acusado a Sánchez de tener "la piel muy fina" y una actitud "victimista"

García Egea asegura que a la actitud del presidente del Gobierno "los españoles le llaman colaborar con un golpe de Estado"

Miguel Ángel Rodríguez

Pablo Casado, en una conferencia en un hotel de Madrid.

Pablo Casado, en una conferencia en un hotel de Madrid. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

La acusación del líder del PP, Pablo Casado, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España" en el Congreso este miércoles parecía haber acabado con las relaciones entre conservadores y socialistas. Sin embargo, Casado ha intentado reconstruir, este jueves, los lazos entre las dos formaciones: "Con el PSOE nunca romperé relaciones".

Así de tajante se ha mostrado el dirigente popular que, tras sacar pecho de la capacidad de consenso que siempre ha caracterizado a su partido, ha añadido que no rompe las relaciones "con nadie más que con los independentistas y con Bildu". La portavoz del PP, Dolors Montserrat, también se ha sumado a este alegato y ha recordado que ellos no han roto las relaciones y que ahora es Sánchez quien tiene que "recomponer lo que ayer él rompió unilateralmente". 

Piel fina y victimismo

Casado, que ha achacado al Gobierno de tener "la piel muy fina" y una actitud "victimista", le ha recordado ha Sánchez, en relación a los tensos momentos que se vivieron en su comparecencia, que "la responsabilidad política es por acción o por omisión". En este sentido, ha explicado que el Ejecutivo es responsable del "golpe de Estado" en tanto que tiene que poner "todos los medios a su alcance para evitar la ilegalidad y la ruptura". 

Tras criticar que en el espacio político español "no hay más que el tema de Catalunya, la crisis económica y la confrontación política y ninguna otra cuestión crece", se ha dirigido a Sánchez para preguntarle por qué no rompe con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con Carles Puigdemont, con el dirigente abertzale Arnaldo Otegi o con el líder de Podemos, Pablo Igleisas. Por ello, casado ha insistido en la irresponsabilidad del Gobierno por no aplacar "cualquier intengo de golpe de Estado en una de sus regiones". 

Cercenar las libertades

Las declaraciones del dirigente del PP han sido arropado por el secretario general de su partido, Teodoro García Egea, que ha rechazado cualquier posibilidad de que Casado retire la acusación que vertió sobre Sánchez. Además, en la misma línea que su líder, García Egea ha instado al Gobierno ha romper las relaciones con aquellos que "han intentado dar un golpe" y han "cercenado las libertades". El diputado conservador ha ido más lejos y, distanciándose de la senda de diálogo que parece haber iniciado Casado este jueves, ha señalado que "los españoles en la calle a eso le llaman colaborar con un golpe de Estado". 

Para el número dos del PP, fue Sánchez el que rompió, "hace tiempo", las relaciones con la sociedad española y con los partidos constitucionalistas. Una idea que también ha defendido Casado al culpar al jefe del Gobierno de romper el parlamento entre "constitucionalistas y los que quieren romper España". También, el portavoz adjunto del PP Carlos Floriano ha suscrito las palabras del líder popular, Pablo Casado, y ha pedido al PSOE y al presidente del Ejecutivo que deje de sobreactuar ya que "el señor Sánchez sabe con quién lleva el Gobierno y que está haciendo para mantenerse".