Ir a contenido

Anuncian enmiendas a la revisión

PSOE, PNV, ERC y PDECat apoyan debatir la despenalización de los ultrajes al Rey y la religión

El Gobierno y los partidos nacionalistas atenderán la reforma del Código Penal propuesta por Izquierda Unida

El Periódico / Agencias

El rey Felipe VI, durante la ceremonia de los Premios Princesa de Asturias.

El rey Felipe VI, durante la ceremonia de los Premios Princesa de Asturias. / J.J. Guillén (EFE)

PSOEPNV y los partidos catalanes ERC y PDECat apoyan este martes en el Pleno del Congreso de los Diputados la toma en consideración de la proposición de ley de Unidos Podemos para despenalizar total o parcialmente delitos como las injurias a la Corona y otras instituciones, el ultraje a España, la ofensa a sentimientos religiosos e incluso el enaltecimiento del terrorismo.

Con esos votos, todo apunta a que la reforma que defenderá Izquierda Unida será admitida a trámite y a partir de ahí la Cámara se dará un tiempo para discutir cómo se concreta la despenalización de estos delitos.

Este asunto ya se incluyó en el pacto presupuestario firmado por el Gobierno y Unidos Podemos y en el que las partes se comprometen a revisar el Código Penal para eliminar la "hiperregulación" de algunas conductas, como las injurias a la Corona o las ofensas a los sentimientos religioso.

Oposición de la derecha

Durante el debate que se celebra este martes, el PP y Ciudadanos han criticado que el PSOE vaya dar su voto a favor de tramitar en el Congreso de los Diputados la proposición de ley de Unidos Podemos,  ya que consideran que es otro "peaje" que está pagando a sus socios de la moción de censura.

"No es la proposición para proteger la expresión, sino de la barra libre e impunidad", ha dicho durante el Pleno el diputado del PP Leopoldo Barreda, que ha asegurado que su partido está en contra de tomar en consideración dicha iniciativa defendida por el coordinador general del IU, Alberto Garzón.

Según el 'popular', la propuesta que se ha debatido este martes es una "selección de referencias" que ha hecho el partido de Pablo Iglesias y una "tragadera" del PSOE. Barreda ha destacado que en España hay "ataques a la libertad de expresión" por parte de "aquellos que no soportan los símbolos" o a los representantes de las instituciones y "marcan" fachadas o "desean la muerte" en redes sociales. Estas actuaciones "nada tienen que ver con la libertad de expresión y sí con la supresión de todas las libertades de los señalados", ha añadido.

Por su parte, Ciudadanos considera igualmente que la posición del PSOE es un "peaje" más a pagar y, por ello, piden a los socialistas que no se vayan al "exterior del constitucionalismo", sino que se mantengan en la postura contraria a despenalizar algunas conductas que defendieron en marzo de este año cuando se debatió una propuesta similar de ERC.

Debate en la sociedad

No obstante, el PSOE ha defendido la necesidad de estudiar la posible reforma del Código Penal y revisar los delitos que propone Unidos Podemos porque "en la sociedad existe un debate abierto sobre los límites de la libertad de expresión".

En este sentido, el diputado socialista Gregorio Cámara ha aseverado que la regulación tiene "imprecisiones" que provocan "titubeos judiciales", como es el caso del artículo 510, que regula los delitos de odio, "parece excesivo y desproporcionado" y por ello "casi no se aplica".

El diputado del PSOE ha señalado que hay presencia de un "efecto desaliento" en la ciudadanía, es decir, la "autocontención" a la hora de expresar sus ideas personales por el temor a un "castigo". Cámara ha adelantado que la propuesta de Podemos se va a "examinar con rigor" y se van a presentar las enmiendas necesarias para la "actualización y el ajuste" de la legalidad. En este sentido, ha pedido a los proponentes que tengan un "mínimo de coherencia".

Involución conservadora

Durante la defensa de la propuesta, Alberto Garzón, ha indicado que gracias al "clima conservador" existe una "involución democrática muy grave" por la vulneración de la libertad de expresión debido a la denominada 'Ley Mordaza' y a los "artículos obsoletos, profundamente anacrónicos" previstos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Para Garzón, cuyos argumentos han sido compartidos por los partidos catalanes, el PNV y Compromís, estos preceptos deben ser total o parcialmente derogados, teniendo en cuenta las resoluciones de organismos internacionales como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Entre sus propuestas se encuentra el estudio del delito de enaltecimiento del terrorismo porque, a su juicio, es "ambiguo" e introduce "inseguridad jurídica" ya que los investigados por este delito "pueden ser culpables o absuelto dependiendo del juez que le toque".

En esta misma línea se ha manifestado la diputada del PDeCAT Lourdes Ciuró, que ha recordado que 76 personas, entre ellos tuiteros o artistas, han sido condenadas por este delito. Asimismo, ha aprovechado para recalcar que el "Estado español se preocupa cuando se critica a la Monarquía, una institución que si es fuerte no debe tener temor a las críticas", mientras se mantiene en prisión a líderes independentistas por "actuar en un relato inventado por defender pacíficamente la idea de la independencia de Catalunya.

Condenas a tuiteros y raperos

Una tesis que ha sido compartida por la representante de ERC Carolina Telechea, que además ha enumerado una veintena de casos judiciales relacionados con la libertad de expresión como el actor Willy Toledo, el secuestro del libro 'Fariña' o las condenas a tuiteros o a los raperos Valtónyc y Pablo Hasel.