Ir a contenido

RONDA DE CONTACTOS

Iglesias defiende ante Urkullu cohesionar la mayoría que echó a Rajoy

El líder de Podemos apuesta por espacios de diálogo sin exclusión en Catalunya y gestos del Gobierno

El Periódico

Reunión del lehendakari Urkullu con Pablo Iglesias. / Adrián Ruiz de Hierro - EFE (EUROPA PRESS VÍDEO)

Reunión del lehendakari Urkullu con Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

/

Otra jornada en que las reuniones del líder de Podemos, Pablo Iglesias, se convierten en noticia. Este lunes le tocó al turno al lehenakari, Iñigo Urkullu, a quien visitó en Euskadi durante dos horas. ¿De qué hablaron?. Tanto los morados como el entorno del presidente vasco se esforzaron en difuminar en lo posible el contenido de la cita, ofreciendo ideas generales a la prensa y evitando los detalles. Eso sí, quedó claro que se habló de negociación de prespuestos, de la situación de Catalunya y de la necesidad de cohesionar la mayoría parlamentaria que, según recordó Iglesias, hizo posible en su día que saliera de la Moncloa Mariano Rajoy.

Desde el Gobierno vasco se afirmó que el objetivo principal era analizar "la situación política del Estado", sin negar que el proyecto de cuentas públicas para el 2019 estaría encima de la mesa, puesto que para su aprobación necesita del apoyo de otras formaciones, entre ellas, el PNV. En declaraciones en Euskadi Irratia, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, advirtió de que "no habrá negociación" hasta que el Gobierno cumpla los acuerdos pactados con el anterior Gabinete del PP, tal y como quedó comprometido durante el debate de la moción de censura a Rajoy.

Iglesias, que según apuntó el PSOE y varios ministros como Meritxell Batet o María Jesus Montero actúa por su cuenta y no como delegado gubernamental, no entró públicamente en esta harina y se limitó a subrayar que ha llegado el momento de "trabajar mucho y hablar poco", apostando "por espacios de diálogos sin exclusiones" que permitan "cuidar" a esa suma de siglas que desalojó al PP del poder. Insistió, con intención, en esa fórmula de sacar a colación nexos de unión para desalojar del poder a los populares y no para apoyar a Pedro Sánchez.

Acuerdos insatisfactorios para todos 

La visita a Urkullu de Iglesias llega después de que el pasado viernes hiciera lo propio con el dirigente de ERC, Oriol Junqueras, en la prisión en que se encuentra recluído y que el domingo mantuviera una conversación telefónica de 45 minutos con Carles Puigdemont. Ni entonces ni este lunes ha consentido el líder de Podemos aceptar que está buscando, entre otras cosas, aval a un proyecto presupuestario que también es suyo. "Si cuidamos a esa mayoría de la moción de censura, trabajando, reuniéndonos, dialogando, los acuerdos serán posibles, también el de Presupuestos", indicó sin ir más allá.

La crisis catalana también salió a colación con el lehendakari. Ante esto, el líder morado volvió a sugerir al Gobierno que dé algun paso."Nosotros podemos hacer nuestra parte, el gobierno tiene que hacer la suya", aseveró, defendiendo "vías de diálogo que pongan fin a la excepcionalidad. El dirigente podemista también quiso resaltar la "madurez política" de Urkullu por reconocer que "seguramente los acuerdos a los que haya que llegar sean insatisfactorios para todo el mundo".