Ir a contenido

SECUELAS DE LA DICTADURA

El Gobierno admite que no puede reclamar a los Franco las esculturas del Pórtico de la Gloria

El Ministerio de Cultura aduce que no puede recuperar las dos figuras del Maestro Mateo porque es competencia de las comunidades autónomas

Europa Press

Carmen Martínez-Bordiu, nieta de Francisco Franco. 

Carmen Martínez-Bordiu, nieta de Francisco Franco.  / CURTO DE LA TORRE

El Gobierno reconoce que se interesó por el caso de las dos esculturas del Maestro Mateo que posee la familia Franco en lugar de estar en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela, pero asegura no poder actuar en este caso ya que la conservación de los bienes culturales es competencia de las comunidades autónomas.

Así ha respondido a una pregunta parlamentaria realizada por el diputado de En Marea Miguel Anxo Fernán-Vello, en la que pedía explicaciones por la inacción del Gobierno ante esta situación. El mismo parlamentario llevó, hace un año, una proposición no de ley a la Comisión de Cultura del Congreso, en la que consiguió el apoyo mayoritario para reclamar a la familia del dictador que devolviese ambas figuras.

"Es obligación de los poderes públicos garantizar la conservación del patrimonio histórico cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad. Por tanto, la actuación del gobierno, a través del Ministerio de Cultura y Deporte (MCUD), ha de basarse en ese compromiso de conservación de los bienes culturales, dentro de las competencias recogidas en la Constitución española y en nuestra legislación vigente", explica el texto publicado por el Ejecutivo, y recogido por Europa Press.

"En este sentido, de acuerdo con la Ley del Patrimonio Histórico Español, las competencias en materia de conservación del patrimonio corresponden a las comunidades autónomas, salvo los supuestos de bienes de titularidad estatal adscritos a servicios públicos o que forman parte del Patrimonio Nacional", continúa el Gobierno.

Manos atadas

Pero en este caso en cuestión, aclaran desde Moncloa, Patrimonio Histórico no tiene competencia para reclamar las esculturas objeto de controversia, ni exigir responsabilidades propias del ámbito. "Si bien se interesó por el asunto con la realización de gestiones con el Archivo General de la Administración, que no cuenta con documentación acreditativa del título de propiedad de las esculturas", apunta.

El Gobierno aclara que tampoco se recibió documentación alguna al respecto, aunque se tuvo conocimiento de la existencia de tales documentos y de la interposición de una demanda civil por parte del Ayuntamiento de Santiago de Compostela.

El Ministerio de Cultura y Deporte, en cualquier caso y en virtud del principio de colaboración y lealtad institucional, está abierto a cualquier colaboración y ayuda dirigida a garantizar la conservación del patrimonio cultural y su difusión, y es consciente del indudable valor histórico-artístico y patrimonial de los bienes en cuestión", concluye la respuesta.

Precisamente hace una semana, y un año después de su admisión a trámite, se inició el proceso judicial por la titularidad de estas estatuas, correspondientes a Abraham e Isaac, que el Ayuntamiento de Santiago reclama ante los tribunales a la familia Franco.