Ir a contenido

Pseudoterapias

Sanidad denuncia ante la Fiscalía un "remedio" contra el autismo

La ministra Carcedo asegura que el Gobierno perseguirá los productos como el "suplemento mineral milagroso"

Josep Pàmies asegura a EL PERIÓDICO que conoce casos de curación, pero se niega a facilitar los contactos

Beatriz Pérez

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, en una sesión de control al Gobierno en el Senado.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, en una sesión de control al Gobierno en el Senado. / JOSÉ LUIS ROCA

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha presentado este jueves una denuncia ante la Fiscalía contra el clorito de sodio o MMS (Suplemento Mineral Milagroso, por sus siglas en ingés), el cual se vende y publicita como "remedio" para la curación de distintas patologías, entre ellas el autismo. El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico que, a día de hoy, no tiene cura. Por su parte, la venta de clorito de sodio está prohibida desde el 2010 por la Agencia Española del Medicamento.

"El ministerio no va a quedarse impasible ante la actuación de personas que publiciten o fomenten, sin ninguna evidencia, el uso de remedios para la curación de patologías", ha dicho Carcedo en el Senado mientras intervenía en la comisión de Sanidad para explicar las líneas de su departamento.

Carcedo ha admitido que el Gobierno "está preocupado y ocupado" con los productos que se venden sin ninguna evidencia científica y en especial con el "suplemento mineral milagroso", que se publicita para la curación del autismo. Por eso Sanidad presentará a la Fiscalía esta denuncia por "el riesgo que para la vida o la salud de las personas supone la venta o publicidad en España de este producto".

El pasado 9 de octubre, el Comité para la Promoción y Apoyo de la Mujer Autista (CEPAMA) entregó en el Ministerio de Sanidad 136.000 firmas para visibilizar que "la lejía no cura el autismo" y exigieron un compromiso contra la difusión de pseudociencias que ponen en riesgo la salud de las personas con este trastorno.

Pàmies se defiende

Carmen Molina, impulsora, inició esta petición para detener una charla prevista para el pasado 14 de octubre en Lleida a cargo del agricultor Josep Pàmies, principal promotor en España de esta "peligrosa y pseudocientífica iniciativa", si bien Molina ha advertido de que se trata de una "red mundial de venta y promoción del MMS que funciona como una especie de estafa piramidal o secta sanitaria".

Por su parte, Pàmies ha negado a EL PERIÓDICO que el MMS sea un derivado de la lejía, sino que se trata de un "medicamento no autorizado" en España. "Yo no digo que el MMS cure el autismo. Eso lo dice Gregorio Placeres. Pero conozco casos de niños que se han recuperado y cuyos padres nos pidieron que hiciéramos la charla [del día 14 en Balaguer]". Sin embargo, Pàmies se niega a facilitar el contacto de estos padres. "No, porque vendrán las autoridades y les robarán a sus niños".

El agricultor ha insistido en declaraciones a este diario que el MMS ha curado a "miles de personas" con malaria en Gambia y Kenia, así como a "cerdos y pollos", y que seguirá luchando para que sea considerado un "medicamento". Con respecto a la denuncia de Sanidad (que ha considerado producto de la "presión de los medios de comunicación"), se ha mostrado optimista. "Al menos me podré defender delante del juez". También ha negado lucrarse con la venta de MMS. "Yo solo hablo de este producto, no lo vendo. Pero en España no hay libertad de expresión. Esto no es una democracia, solo hay verdugos", ha zanjado.

Pseudoterapias

En su intervención en el Senado, la titular de Sanidad ha asegurado que su departamento está trabajado en un plan, en el que también participa el Ministerio de Ciencia e Innovación, para combatir las pseudoterapias. Esta iniciativa implicará a las siete agencias autonómicas que, junto con el Instituto de Salud Carlos III, forman parte de la red española de agentes de evaluación y tecnologías sanitarias y prestaciones del sistema de salud, y contará, entre otras medidas, con iniciativas de sensibilización, información y de propuesta de cambios legislativos.

Además, para garantizar el uso de terapias y medicamentos eficaces y seguros se ha instado a la Comisión Europea a modificar la directiva por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano y para que deje de considerar a los productos homeopáticos como medicamentos.