EL PULSO SOBERANISTA

Maragall cree que el independentismo debe superar el 50% para buscar apoyo internacional

El 'conseller' considera que los partidos soberanistas deben "expresar una estrategia común" antes de la sentencia a los políticos procesados

Ernest Maragall, el pasado día 22 de septiembre.

Ernest Maragall, el pasado día 22 de septiembre. / JORDI COTRINA

1
Se lee en minutos
El Periódico

El 'conseller' de Acció Exterior, Ernest Maragall, ha considerado que el independentismo "no tendrá ningún derecho a pedir apoyo internacional" hasta que no supere "al menos el 50%" de ciudadanos favorables a la secesión.

En una entrevista en el programa 'HardTALK' de la BBC, ha afirmado que "ensanchar la base" es uno de los objetivos del Ejecutivo catalán y, según él, para lograrlo "hay tiempo" y "un Gobierno estable y creíble".

Maragall también ha expresado que los partidos soberanistas "deben expresar una estrategia conjunta" antes de que se haga pública la sentencia del juicio a los líderes y políticos independentistas procesados por rebelión. En este sentido, cree que "una reacción" al veredicto será "necesaria".

"Tenemos que aclarar y expresar nuestra nueva estrategia para enviar un mensaje a todos los ciudadanos, incluyendo a los quizás radicales que tienen reacciones comprensibles", en alusión a los Comitès de Defensa de la República (CDR).

Ha dicho estar "absolutamente en contra" de las acciones violentas, pero ha destacado que las que puedan protagonizar los CDR son marginales.

Durante la entrevista, también ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que Catalunya escoja entre "la independencia y una autonomía plena".

Sin propuesta de Sánchez

Noticias relacionadas

Por otra parte, el 'conseller' ha asegurado que el Govern "no está interesado en hacer caer" al Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez, al tiempo que ha criticado que este no ha propuesto todavía ninguna solución para Catalunya.

Asimismo, ha criticado que el Tribunal Supremo "ha decidido apropiarse la Constitución y ha desarrollado su propia interpretación" por la que ha puesto la unidad de España por encima del imperio de la ley. "Es un poder político real en sí mismo y tiene su propia ideología", ha añadido.