Ir a contenido

LA NEGOCIACIÓN DE LAS CUENTAS

Iglesias pedirá a Junqueras apoyo a los PGE para "avanzar la libertad de los presos"

El líder de Podemos se reunirá con el dirigente de ERC el viernes en Lledoners

Los republicanos insisten en que no negociarán mientras los dirigentes sigan en la cárcel

Pilar Santos / Madrid

 

  / DAVID CASTRO

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se reunirá el viernes con el líder de ERC, Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners, para intentar sumar el apoyo de los republicanos al borrador de Presupuestos que los morados han negociado con Pedro Sánchez. Iglesias afirmó en el Congreso este miércoles que va a pedir a Junqueras un "esfuerzo" para respaldar esas Cuentas, porque, en su opinión, irá en beneficio de la situación de los dirigentes independentistas encarcelados. 

"Para avanzar soluciones democráticas en Catalunya y para avanzar la libertad de los presos, que yo creo que es necesaria para normalizar la política, es muy importante intentar mantener la mayoría que sacó al PP del Gobierno", sostuvo el dirigente morado en referencia a la alianza entre PSOE, Podemos y los partidos independentistas que supuso la salida de Mariano Rajoy de la Moncloa. Sánchez necesita reeditar ese pacto para aprobar los Presupuestos en el Congreso de los Diputados si quiere llegar a culminar la legislatura, que acabará en el 2020, de una manera más tranquila.

"No deberían estar en prisión"

Iglesias comentó a los periodistas en los pasillos del Congreso que comunicó al jefe del Ejecutivo su intención de reunirse con Junqueras y que percibió que Sánchez veía "normal" que celebre encuentros con otros políticos. En este contexto señaló que también se verá con Carles Campuzano (PDECat) y Aitor Esteban (PNV). No tiene previsto por ahora, sin embargo, reunirse con Carles Puigdemont en Bélgica. 

El dirigente morado no sabe si tendrá opción de visitar también a Jordi Sànchez en prisión. A finales de junio, ya vio en Soto del Real al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. "Es mi obligación hablar con todos", afirmó después de sostener que estima fundamental "desjudicializar" el conflicto catalán y mostrar su "solidaridad" con los dirigentes independentistas. "No deberían estar en prisión", subrayó.

El político morado considera que "no se dan razones jurídicas" para que sigan entre rejas, sobre todo porque también "hay muchos tribunales europeos que están diciendo que no se sostienen algunas acusaciones". "Creo que es una mala imagen para España, pero lógicamente, como miembro del poder legislativo, no puedo decir lo que tienen que hacer los fiscales", continuó. 

Casado, con Merkel

La iniciativa de Iglesias no gustó demasiado. Ni siquiera a ERC. Gabriel Rufián lo ve como una medida de presión a los republicanos cuando lo que debería hacer Podemos, desde su punto de vista, es intentar que la Moncloa libere a los políticos encarcelados.

En la sesión de control al Gobierno, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, lamentó que Sánchez tenga que ir "a una cárcel" a negociar las Cuentas para estar "un cuarto de hora más" en la Moncloa.

El presidente del PP, Pablo Casado, se estrenó en la habitual cita de los conservadores europeos previa al Consejo de Bruselas y ante la prensa difuminó algo el ímpetu crítico contra los Presupuestos. Descartó que fuera a hablar mal de España ante la cancillera alemana, Angela Merkel, con la que se reunió a solas, informa Ana García. Lo que sí pensaba hacer ante los dirigentes del Partido Popular Europeo era avisarles de que Sánchez quiere un déficit del 1,8% para el año próximo y no de un 1,3% (el cerrado por Rajoy) para "poder gastar 6.000 millones de euros más" y "financiar una campaña electoral larga" de dos años. 

En el Gobierno hacen oídos sordos a estas críticas y, mientras Iglesias lo intenta con los independentistas, la Moncloa ha empezado, como estaba previsto, con el PNV. El diputado vasco Esteban ya ha recibido la llamada del Ministerio de Hacienda para cerrar la primera cita.