Ir a contenido

Carta de Jordi Cuixart en el primer aniversario de su encarcelamiento: "Ninguna renuncia: más coraje y dignidad que nunca"

El presidente de Òmnium reclama que "los partidos políticos soberanistas actúen, de una vez por todas, desde la unidad de acción"

Carta de Jordi Cuixart en el primer aniversario de su encarcelamiento: "Ninguna renuncia: más coraje y dignidad que nunca"

ELISENDA PONS

Esta es la carta del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, difundida este martes en el primer aniversario de su encarcelamiento y el del exlíder de la ANC Jordi Sànchez. La nota de Cuixart va dirigida a los socios de la entidad.

"Queridísimos socios,

Hoy hace un año que Jordi Sànchez y yo entrábamos en la prisión de Soto del Real, en aquel 'a por ellos' de jueces y fiscales lleno de impunidad. Pero, de nuevo, se equivocaron en la eficacia de la estrategia y, hoy, contra todos los pronósticos del Estado, la madurez del movimiento soberanista está más consolidado que nunca.

Sin embargo, es imprescindible que los partidos políticos soberanistas actúen, de una vez por todas, desde la unidad de acción y la responsabilidad colectiva. Soy muy consciente de que uno de los objetivos de la represión es la división pero hay que ser consciente de las expectativas creadas y, por tanto, hablar desde la empatía pero también la sinceridad, con toda claridad, a la ciudadanía. El éxito de la Diada, la reprobación del Rey Felipe VI en el Parlament o els Cims per la Llibertat, son el ejemplo de la fuerza de la unidad.

Cuando el Estado, junto a la ultraderecha, acusa a todos los demócratas debe saber cuál es su lugar. Por tanto, las peticiones de la Fiscalía y VOX deben chocar con la respuesta serena, pero contundente, del 80% de la sociedad catalana que se opone a nuestros encarcelamientos y defiende el Referéndum de autodeterminación sin matices. El objetivo no es salir de la prisión, sino afrontar el siguiente embate que nos plantea el Estado con toda la determinación y coraje.

Yo no sólo no me arrepiento de nada de lo que he hecho, sino que lo volvería a hacer tantas veces como sea necesario. Y es por eso que estoy convencido de que la desobediencia civil sigue siendo un instrumento legítimo, pacífico y democrático, para transformar y mejorar la sociedad. Desde el 1-O, los ciudadanos de este país nos hemos ganado el derecho a ser tratados con toda la dignidad y respeto. Ni indultos, ni Estatutos de autonomía. Si el gobierno del PSOE se piensa que hemos hecho todo este camino para debatir de nuevo el estatuto recortado de 2006 es que no ha entendido nada de nada.

Escribía hace poco Ramin Jahanbelgoo, director del Centro Mahatma Gandhi de la Universidad de Jindal (India), que lo que está pasando en Catalunya es una auténtica revolución de los valores. Y lo resumía en la voluntad de buena parte de la sociedad catalana de mantenerse fieles a la noción de democracia. En palabras del articulista: "Voluntad de ser decentes y actuar de acuerdo con la propia conciencia". Valores contra el fascismo, contra la violencia, la intolerancia y el totalitarismo.

Los tiempos que nos ha tocado vivir no son fáciles pero, entre todos, estamos haciendo posible un ejercicio colectivo de generosidad y ternura que tiene un efecto multiplicador en el día a día de nuestra sociedad y perdurará en las próximas generaciones.

Gracias de todo corazón por haber hecho posible que durante todo este año de prisión no me haya sentido solo ni un segundo, tanto yo como toda mi familia. Nunca se lo podré agradecer lo suficiente.

Salud, esperanza, entendida y República".

Jordi Cuixart

Presidente de Òmnium Cultural

Cárcel de Lledoners, 15 de octubre de 2018

0 Comentarios
cargando