Ir a contenido

NEGOCIACIÓN PRESUPUESTARIA

Torra rechaza la propuesta "autonomista" de Sánchez

El 'president' de la Generalitat asegura que "la fase de los estatutos está superada" y exige un referéndum

El PDECat pide que la votación sobre el autogobierno incluya preguntar sobre la independencia

Júlia Regué

Torra y Sánchez, el pasado julio en la Moncloa. 

Torra y Sánchez, el pasado julio en la Moncloa.  / DAVID CASTRO

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, dio este sábado un portazo a la propuesta de Pedro Sánchez para apaciguar el conflicto catalán con una votación sobre una mejora del autogobierno que aparte cualquier aspiración secesionista. Y lo hizo reconvirtiendo uno de los 'improperios' que recibe por parte de la CUP y de algunos sectores del independentismo: un 'no' por "autonomista". 

Desde la cima de Puigsacalm (Garrotxa), a la que subió en recuerdo de los independentistas encarcelados y los 'exiliados', volvió a insistir al Gobierno con un referéndum pactado sobre la independencia de Catalunya. "La fase de los estatutos la tenemos superada", aseguró, y dijo tener "toda la fuerza" para afrontar cualquier cima, "incluso la de la república catalana". Con todo, pidió que persistan las movilizaciones en las calles, especialmente durante los juicios por el 1-O.

Unos 55 kilómetros al sur, en la cima del Matagalls (Osona), el presidente del Parlament, Roger Torrent, daba la misma respuesta al anuncio de Sánchez, que el desafío soberanista "solo se resolverá" con una consulta de autodeterminación. 

Mucho más afable fue el recibimiento en las filas del PDECat. El presidente del partido, David Bonvehí, no rechazó una votación para un mayor autogobierno, aunque quiso hacer hincapié en que esta propuesta podría abrirse para consultar también por la independencia. "Estamos de acuerdo en que se ejerza el derecho de autodeterminacion, no descartamos que en un referéndum se pueda preguntar si quieren más autogobierno, pero en el momento de votar entendemos que también se pueda preguntar de si se quiere la independencia o no", espetó ante los micrófonos de RAC-1.

Presupuestos

Bonvehí mantuvo que los ocho diputados posconvergentes en el Congreso no apoyarán las cuentas del Ejecutivo de Pedro Sánchez si todo sigue igual en cuanto a "presos, exiliados y autodeterminación". Una reflexión compartida en las filas republicanas. Eso sí, el dirigente del PDECat se apresuró en matizar que eso no quería decir que dejase "caer" al Gobierno y que su formación allanase el terreno a los que exigen elecciones inmediatas. "En ningún caso pactaremos con Cs y PP para echarle", insistió. 

El Ejecutivo mantuvo la firmeza, avalado por el apoyo de Unidos Podemos. La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró que "no contemplan" la posibilidad de no recabar los avales necesarios para aprobar las cuentas. "Estamos trabajando en unos presupuestos de amplio contenido social y hacemos una llamada a la responsabilidad", aseveró, confiada en las alianzas que auparon al presidente hasta la Moncloa, a quienes mandó un mensaje pidiendo alejar el "partidismo" y pensar con sentido "de Estado". Se dirigió directamente a los independentistas y les avisó de que "tendrán que justificar por qué no quieren apoyar unos presupuestos que lo que hacen es mejorar las condiciones sobre todo de aquellas personas que lo han pasado peor como consecuencia de la crisis económica". 

El secretario de organización del PSCSalvador Illa, hurgó en la misma dirección que la ministra y pidió al PDECat y a ERC que no condicionen su voto a "peticiones imposibles" de cumplir por parte del Gobierno, al tiempo que puso en valor una mejora de la financiación para Catalunya.