Ir a contenido

Entrevista en Ecuador

Rajoy dice que le echaron la extrema izquierda e independentistas

En una entrevista en Ecuador, asegura que su gobierno fue cesado por un movimiento político en el que "el PSOE hizo un triste papel"

El Periódico

Mariano Rajoy felicita a Pedro Sánchez tras la moción de censura que supuso el desalojo del PP de la Moncloa.

Mariano Rajoy felicita a Pedro Sánchez tras la moción de censura que supuso el desalojo del PP de la Moncloa. / EFE / DIEGO CRESPO

El expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy cree que su gobierno fue cesado por los "partidos de extrema izquierda" y por los "independentistas", en un movimiento político en el que "el PSOE hizo un triste papel".

"A mi gobierno no lo cesó el pueblo español, tampoco lo cesó mi partido. Lo cesaron unos partidos de extrema izquierda y unos partidos independentistas y el PSOE hizo un triste papel y así nos va", afirma el expresidente en una entrevista publicada este viernes por la revista digital de la Universidad Internacional SEK de Quito y recogida por Efe.

La entrevista, con un grupo de estudiantes de ese centro, tuvo lugar en la capital ecuatoriana el pasado fin de semana, cuando el expresidente inauguraba el año lectivo de la red universitaria.

Preguntado acerca del proceso parlamentario que condujo a su cese como jefe del Gobierno, en junio pasado, a raíz de la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó al Partido Popular en el caso Gürtel, Rajoy afirma que "batalló" la moción.

"Lo más sorprendente es que se hace una moción de censura tres días después de que el gobierno hubiera sacado adelante los presupuestos (..) Habría que preguntar al PNV por qué un partido que aprueba los presupuestos, a los tres días cambia de criterio", afirma.

Primer presidente cesado

Y agrega que "probablemente haya habido falta de personalidad o miedo a lo que hubieran podido decir algunos sectores de algunos rincones del País Vasco".

Primer presidente de la historia democrática española cesado en en una moción de censura, Rajoy se muestra "feliz" de su nueva vida al margen de la política, y recuerda los años de crisis en los que llegó a la Moncloa en el 2011.

"España era un país al borde de la quiebra, con un déficit público monumental. No se le respetaba en las Instituciones Europeas, los mercados no nos hacían caso y el futuro nadie lo veía con optimismo. Al salir del gobierno, España era un país respetado", valora sobre su gestión.

En la larga entrevista, el expresidente hace un repaso a su vida más temprana, a los diferentes cargos que ocupó en su carrera, y también habla de la Monarquía, de la que dice es "una institución muy arraigada en España (..) que tiene una función moderadora, equilibradora".

La opinión de sus rivales

También hace un repaso a cuestiones educativas, pasa por los dirigentes que más le han impresionado (menciona a los tres últimos Papas), y es preguntado por su opinión de sus principales rivales políticos, entre ellos, el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

"Ha sido un hombre perseverante dando la batalla en su partido y para conseguir sus objetivos. Otra cosa son otros juicios de valor que no proceden aquí (..) Pablo Casado es un político joven pero experto que ya ha vivido muchas cosas (..) Tiene mucha ilusión, ganas, y mucho empuje. Está preparado", valora de ellos.

También tiene palabras positivas para Pablo Iglesias, el líder de Podemos, de quien dice que sus "coincidencias con él son las que todo el mundo conoce" pero que "hay que decir que es un hombre de buen trato personal, cosa que, en los tiempos que vivimos, es de agradecer".

Albert Rivera, dirigente de Ciudadanos, le reconoce el "mérito de fabricar un partido de donde no había nada" y agrega que "es también, como Pedro Sánchez, un hombre perseverante y peleón".

Preguntado por las luces y sombras de su Gobierno, prefiere no hablar de las segundas porque es "castigarse a uno mismo cuando hay tantos voluntarios para hacerlo", y de las primeras destaca el que España, "un país quebrado", pasara a ser "el país con mayor crecimiento económico y de empleo de Europa".