Ir a contenido

LA LEGISLATURA CATALANA

'Comuns', el nuevo árbitro del Parlament

Sus ocho diputados decantarán cada votación ante la nueva aritmética

Roger Pascual

Marta Ribas, en el Parlament.

Marta Ribas, en el Parlament. / ROBERT RAMOS

El juego de las sillas de Junts per Catalunya y ERC ha convertido a los 'comuns' en el nuevo árbitro del Parlament. De repente, los ocho diputados de Catalunya en Comú Podem pasan a tener un peso fundamental como ya se vio este martes, donde hicieron perder a los independentistas cinco votaciones. Con un empate a 65 entre independentistas y no independentistas, el brazo parlamentario del partido de Ada Colau puede decantar la balanza en cada votación. 

Algo que parecía impensable el 21-D. Pero muchas, muchísimas cosas han pasado desde entonces en el ecosistema independentista. "Nadie podía imaginar todo lo que ha pasado", explica Marta Ribas, portavoz adjunta de la coalición. "No es que queramos ser los árbitros, ni gesticular ni aprovechar esta coyuntura sino que valoraremos cada ley, una a una siendo, fieles a nuestro programa político". Así, partido a partido como diría el 'Cholo' Simeone, irán dilucidando si hay victoria o derrota de los partidos de Govern, cuya suerte ya no depende de lo que pueda votar la CUP sino de los 'comuns'.

Condiciones para el presupuesto

"Si ahora tenemos más incidencia nos alegramos por la ciudadanía de Catalunya, porque puede ser muy interesante para el país. Si ahora puede haber más grandes pactos de país, grandes diálogos, bienvenido sea", reflexiona Ribas. Eso sí, la portavoz adjunta deja claro que las condiciones para apoyar unos presupuestos siguen siendo las mismas que expuso la semana pasada Jéssica Albiach en el debate de política general: revertir los recortes en sanidad y educación, que duren todo el próximo año, que tengan en cuenta las necesidades de los ayuntamientos, que se aborde una reforma fiscal redistributiva, justa y medioambiental, que planteen un plan contra el fraude y que incorporen también una perspectiva de género.  "Si quieren negociar nuestras condiciones son claras", ha señalado Ribas antes de apuntar que, de momento, no ha habido aproximaciones por parte de los dos partidos de Govern, que han estado muy ocupados la última semana con el juego de las sillas.