Ir a contenido

ANIVERSARIO EN SANT JULIÀ DE RAMIS

Torra, a los CDR: "Apretáis y hacéis bien en apretar"

El 'president' llama a repetir el espíritu del 1-O tras las sentencias a los líderes independentistas

Los CDR piden su dimisión y la ANC y la 'exconsellera' Ponsatí acusan al Govern de hacer "retórica"

Fidel Masreal

Quim Torra deposita un clavel , en el acto de Sant Julià de Ramis

Quim Torra deposita un clavel , en el acto de Sant Julià de Ramis / REUTERS / JON NAZCA

El primer aniversario del 1 de octubre ha servido no solo para enaltecer la actitud de miles de ciudadanos anónimos en favor del referéndum pese a la represión, que también, sino para constatar que el ambiente en el seno del independentismo está tenso, enrarecido, con visos de división e innumerables intentos de unidad, sin éxito.

Cuando todavía sonaban los ecos de la actuación de los Mossos d'Esquadra cargando contra manifestantes independentistas el sábado en el centro de Barcelona, el 'president' y todo su Govern han iniciado la jornada con un acto institucional y una reunión en Sant Julià de Ramis, en el polideportivo donde tenía que votar el entonces 'president' Carles Puigdemont y que vivió, como tantos otros, la carga de la policía nacional.

En su discurso previo a la reunión del Consell Executiu, Torra ha tratado de lanzar guiños al independentismo más radical, el que le sigue exigiendo a gritos en la calle que no afloje. El 'president' se ha dirigido directamente a los Comités de Defensa de la República (CDR), que esta lunes han protagonizado diferentes actos de protesta en el territorio. "Apretáis, y hacéis bien en apretar", ha dicho sobre ellos el 'president'. Dicho lo cual, de nuevo la inconcreción: Torra ha apelado al "espíritu" del 1-0 y a la necesidad, cuando lleguen las sentencias de los independentistas procesados, de "volver a determinarnos" como hace un año. Por su parte, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha afirmado que el 1-O "nos muestra el camino a transitar, el de las urnas, la democracia, que no abandonemos nunca". Tampoco ha habido concreciones.

"Basta de autonomismo"

Pero estos guiños presidenciales no parece que hayan hecho mella en el independentismo más combativo. Valga como ejemplo que tras reunir al Govern y cuando se disponía a leer una declaracion instiucional en la que de nuevo ha reivindicado el mandaot del 1-0, el 'president' ha recibido gritos de "basta de autonomismo" y "no nos enviéis a los Mossos". El manifiesto insiste en que el resultado de la votación del pasado año rerpresenta un "mandato claro en favor de la independencia". Y tras denunciar la violencia policial, y la situación de los independentistas procesados por el 1-0, algo que ha calificado de una situación de "gravedad absoluta", el 'president' ha acabado dando por bueno el resulatdo de esa consulta y ha mostrado su "compromiso con el mandato democrático del 1-0" y el apoyo a los procesados "por defender el principio democrático fundamental de la autodeterminación". "Un camino -ha finalizado- que mantendremos siempre por respeto a los hechos" del pasado año y en defensa de la democracia y la libertad.

Dos horas más tarde, y en un acto en el CAP Guinardó de Barcelona, organizado por la plataforma de oenegés por la justicia social Lafede.cat, Torra de nuevo ha escuchado gritos de "más contundencia" o "ni un paso atrás". El 'president' ha hecho, como en Sant Julià, el gesto de acercarse y abrazar literalmente a los manifestantes más críticos con él.

Y mientras esto sucedía, en la manifestación de los mismos CDR por el centro de Barcelona para conmemorar el referéndum, se seguía exigiendo la dimisión del 'president'. Torra no ha sido el único miembro del Govern contra quien han dirigido sus gritos los manifestantes convocados por los CDR. El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, también ha sido objeto de censura durante toda la jornada.

A media mañana, desde Escocia, la 'exconsellera' Clara Ponsatí también cargaba contra Torra. En declaraciones a TV-3, Ponsatí denunciaba: "Llega mucha retórica, hoy se habla mucho, hay mucha nostalgia, tendríamos que ponernos manos a la obra y no lo estamos haciendo", sentenció. También la ANC ha usado la palabra "retórica" para criticar la actitud del Govern y exigirle que pase "a los hechos". La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie ha exigido, en este sentido, que no se acate la suspensión temporal de los diputados "que están en la cárcel o el exilio" y que Torra no espere a las sentencias del 1-0 y "comience a definir una estrategia y unas acciones concretas para hacer efectiva la república".

0 Comentarios
cargando