Ir a contenido

EL PULSO INDEPENDENTISTA

La Crida de Puigdemont pospone su congreso a diciembre y deja en el aire la participación electoral

Mascarell no aclara si será candidato en Barcelona y deja la puerta abierta a que no haya unidad soberanista

"No hablamos de izquierdas o de derechas, hablamos de personas", se afirma en un vídeo de la organización

Fidel Masreal

Más incógnitas que certezas. Esto es lo que ha arrojado la rueda de prensa convocada por la Crida Nacional per la República en la que se iban a exponer los próximos pasos de esta nueva estructura política en el seno del universo independentista, liderada por el 'expreisdent' Carles Puigdemont. Tras la convocatoria, las dudas sobre si este proyecto cuajará en las elecciones municipales de mayo y sobre su capacidad para aunar a los partidos soberanistas, son dudas crecientes. Es más, uno de los impulsores, el exconseller de Artur Mas y exconcejal del PSC en Barcelona Ferran Mascarell deja en el aire más que nunca las opciones de una candidatura única independentista a la alcaldía de Barcleona mediante unas primarias.

De hecho, la convocatoria de prensa tenía por objeto concretar la creación de la estructura de la Crida este octubre. Pero lo cierto es que el congreso fundacional no tendrá lugar hasta inicios de diciembre. Y en octubre, cuando se había hablado de la creación de esta estructura, lo que se celebrará es una "convención fundacional" en Manresa, en un día señalado: el 27, primer aniversario de la fallida declaración de independencia en el Parlament. Allí se presentarán las dos ponencias -la política, que coordinarà Jordi Sànchez, líder del grupo parlamentario de Junts per Catalunya y preso en Lledoners,  y la organizativa, a cargo de la diputada Gemma Geis- y se invitará a participar a los ciudadanos que se hayan hecho "fundadores" de la Crida, previo pago de diez euros.

Pero no será hasta diciembre cuando se aprueben las ponencias y la organización se constituya en formación política. No será hasta entonces cuando se pueda despejar -o quizá más tarde- la incógnita de si la Crida, que se presentó en julio con un manifiesto en el que inequívocamente se apueta por concurrir a las elecciones ("propiciar los grandes acuerdos de país a nivel nacional y local, tanto de tipo sectorial como electoral", reza el punto cuatro del breve manifiesto fundacional).

Futuro incierto

Pese a esta intención, hoy por hoy solo el espacio posconvergente, el del PDECat, ha hecho un llamamiento a sus asociados para que se inscriban en la Crida, pero incluso en el PDECat sigue existiendo una pulsión de autoestima sobre todo municipalista en favor de mantener la propia marca electoral o el paraguas de Junts per Catalunya adoptado a cada realidad municipal. Fuentes conocedoras de las negociaciones sostienen que ya está decidido que en las municipales no concurra la Crida. 

Ni izquierda ni derecha

En el espot promocional animando a adherirse al proyecto, se pronuncian frases como: "No hablamos de izquierdas o de derechas, hablamos de personas" o "no hablamos de partidos, hablamos de la calle". A la pregunta de qué propondrá la Crida sobre vivienda o política fiscal, por ejemplo, Mascarell ha contestado: "será una propuesta clara, rotunda y precisa". Los promotores también han hecho un llamamiento a superar los límites de la "partitocracia", en palabras del exalcalde de Cerdanyola por ICV, Antoni Morral, quien sigue confiando en que en las elecciones catalanas la Crida haga que las otras fuerzas soberanistas renuncien a presentarse.

Mascarell mantiene la incógnita

Tampoco Ferran Mascarell ha aclarado si quiere concurrir a las elecciones municipales de Barcelona. Se ha limitado a afirmar que seguirá intentando una candidatura conjunta independentista."Cuando la Crida tenga sus órganos constituidos, explicaremos lo que deseamos, hoy por hoy es un proceso en construcción". 

Mascarell ha dejado caer la posibilidad de que no se logre tal unidad soberanista: "Seguiremos moviéndonos hasta que sea el momento de decir que no es posible... o que es posible en unos determinados márgenes; en esta candidatura unitaria contamos a gente que podría estar vinculada con determinados partidos como el PDECat, gente vinculada a Junts per Catalunya, a la Crida o que han sido adheridos a la Crida o que tienen que ver con este inmenso partido que somos los socialistas sin partido". Y en este sentido ha admitido que las primarias en Barcelona "necesitan un consenso que hoy por hoy no está".

Carles Puigdemont saluda, a través de una pantalla, a los asistentes a la presentación de Crida Nacional per la República.

Carles Puigdemont saluda, a través de una pantalla, a los asistentes a la presentación de Crida Nacional per la República. / EFE / QUIQUE GARCÍA