Ir a contenido

El Ayuntamiento de Barcelona exige que Pérez de los Cobos vuelva a declarar por el 1-O

Colau y Asense piden a Sánchez y a la fiscalía que "no den la espalda" a las víctimas de la jornada

Júlia Regué

Colau ha resaltado que entre los investigados hay cuatro de los ocho inspectores jefe que ese día intervinieron en el operativo contra el 1-O. / EUROPA PRESS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el tercer teniente alcalde Jaume Asens, han exhibido este jueves un informe en el que detallan el estado de las querellas por la intervención policial del 1-O. De un total de 27 piezas abiertas (una por colegio), 17 han sido archivadas, y se ha interpuesto recurso contra el cierre de 12 de estos casos. Según han explicado, 298 personas denunciaron ante el consistorio haber sido heridas por la Policía Nacional en la ciudad y 275 de estas decidieron formalizar denuncia. Y el ayuntamiento decidió personarse en todas ellas, para obtener toda la información sobre el caso y acompañar a las víctimas.

Asens ha desmenuzado que hay 24 agentes citados como investigados por su actuación durante la jornada del referéndum (cuatro de los ocho máximos mandos que actuaron ese día). Ha señalado al coronel Diego Pérez de los Cobos como responsable máximo del operativo y ha pedido que vuelva a ser citado como testigo ante un tribunal, ya que, según han explicado, no han recabado pruebas para pedir directamente su imputación aunque ven indicios de "planificación y coordinación" en las cargas de los agentes a pie de calle.

Así, le ha emplazado a "rendir cuentas" ante la Justicia, y también ha instado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a que "cambie su actitud y colabore con la Justicia" con el afán de "recuperar el espíritu de la reprobación de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría". "El Gobierno está de espaldas y les resulta incómodo. Y eso no puede ser", ha rematado el también abogado.

Asens ha asegurado que ha sido complicado identificar a los agentes, y ha lamentado que aún no hayan podido recabar la información sobre el uniformado que disparó una bala de goma a Roger Español, que le dejó ciego de un ojo. "Hay conversaciones cortadas y editadas y a veces decían que no existían. Gran cantidad de pruebas que no se han aportado a la causa", ha espetado.

Colau ha sacado pecho de ser la "única administración" que se ha personado en todas las causas y ha tachado de "escandaloso" que "no haya habido ni unas mínimas disculpas". "Los vecinos van a tener al Ayuntamiento a su lado para defender los derechos y libertades y no vamos a permitir que queden impunes actuaciones que han sido muy graves", ha relatado, y ha definido la jornada del referéndum como "uno de los hechos más graves de violencia policial que ha vivido la ciudad y el país". "Es importante que no haya impunidad, hay que haber investigación hasta el final", ha zanjado la alcaldesa.

El consistorio también se ha mostrado preocupado por la manifestación de algunos sindicatos de la Policía Nacional este sábado en la plaza de Sant Jaume y ha advertido que hay grupos de extrema derecha que han convocado junto a ellos. Por ello, han pedido a la Conselleria de Interior que aclare el motivo de la convocatoria y que active un operativo concreto para evitar que haya "agresiones". "Hay que extremar la seguridad para no vivir episodios del pasado con la extrema derecha en las calles", ha apuntado Asens.