Ir a contenido

Gibraltar culpa a la Guardia Civil del incidente a la salida de un submarino nuclear

La Royal Navy lanzó bengalas de advertencia porque la patrullera española estaba muy cerca

Julia Camacho

Una mujer camina por La Línea de la Concepción (Cádiz), justo en la frontera entre España y Gibraltar. 

Una mujer camina por La Línea de la Concepción (Cádiz), justo en la frontera entre España y Gibraltar.  / AP / DANIEL OCHOA DE OLZA

En plena negociación del Brexit acerca de cómo se implementará el acuerdo de separación en la frontera entre España y Reino Unido por Gibraltar, un nuevo incidente en la Bahía de Algeciras enturbia el debate. La Royal Navy (la marina real británica), disparó una bengala de advertencia contra una lancha de la Guardia Civil este jueves al entender que las fuerzas de seguridad española se estaban aproximando mucho a las aguas territoriales gibraltareñas durante la salida de un submarino nuclear, que llevaba varios días de escala en el Peñón.

El Primer Ministro de la Roca, Fabián Picardo, ha calificado el suceso de “lamentable” por el peligro que supuso, e incluso el Gobierno de Reino Unido se estaría planteando elevar una queja formal ante España, según apunta el diario Gibraltar Chronicle citando fuentes del departamento de Exteriores inglés, el Foreign Office. Ambos estamentos consideran que fue el barco español quien incursionó en las aguas territoriales internacionales que Gibraltar reclama como propias, violando el perímetro de seguridad trazado alrededor del submarino. El incidente “sirve para recordar a todos la importancia de seguir las reglas de navegación y reconocer las respectivas jurisdicciones que operan codo a codo entre sí en la Bahía de Gibraltar”, abundó Picardo, quien insistió en que el asunto debe ser abordado “en los niveles más altos”.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado el encontronazo, aunque sin dar más detalles. En su edición de este viernes, el Gibraltar Chronicle explica que todo ocurrió la tarde de este jueves durante la marcha del submarino nuclear británico “HSM Talent” tras una parada técnica de dos semanas en el puerto gibraltareño, y que las fuerzas de seguridad inglesas realizaron varios avisos por radio antes de lanzar la bengala. A través de un portavoz, el Gobierno británico condenaba la “incursión ilegal” de la patrullera de Servicio Marítimo de la Guardia Civil en aguas británicas de Gibraltar y anunciaba protestas diplomáticas formales ante el ejecutivo español.

Por su parte, desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Cádiz defendían la actuación “correcta” de los agentes que iban en ese momento a bordo de la patrullera para supervisar la salida del submarino y reclamaban la puesta en marcha de un protocolo de actuación que aclare este tipo de incidentes.

De la clase Trafalgar, y botado en 1988, el HSM Talent ha participado en numerosas operaciones alrededor del mundo, como consta en la web oficial de la Royal Navy. El barco, equipado con misiles Tomahawk, será dado de baja en 2021, pero ya ha protagonizado varios procesos de reparación. Hace una década, sufrió la pérdida de suministro de energía primaria y alternativas de sus reactores nucleares, mientras que en 2014 su torre de control y la capa externa resultaron abolladas después de alcanzar hielo cuando rastreaba barcos rusos.