Ir a contenido

Duelo de reivindicaciones

Los CDR boicotean una manifestación en contra de la inmersión lingüística en Barcelona

La marcha que denuncia adoctrinamiento en las aulas debía llegar a la plaza Sant Jaume, pero los concentrados a favor de la escuela catalana lo han impedido

El Periódico

Los Mossos han tenido que intervenir para evitar enfrentamientos. / ELISENDA PONS

Los Mossos han tenido que intervenir para evitar enfrentamientos.
Agentes de los Mossos se interponen entre los manifestantes de signo distinto.
Agentes de los Mossos interponiéndose entre las dos manifestaciones.
Manifestación en la plaça Sant Jaume convocada por la plataforma independentista Acampada per la Llibertat.
Manifestación en la plaça Sant Jaume convocada por la plataforma independentista Acampada per la Llibertat.
Un grupo de independentistas subidos a una plataforma en la plaza de Sant Jaume donde la asociación Hablamos Español había convocado una manifestación.

/

Una concentración convocada en la plaza Sant Jaume por los Comités de Defensa de la República (CDR) en defensa de la escuela en catalán, en la que han participado unas 1.500 personas, según la Guardia Urbana, ha impedido que otra manifestación contra la inmersión lingüística concluyera con parlamentos y la lectura de un manifiesto en esa misma plaza, como estaba previsto. Esta manifestación también ha contado con 1.500 participantes.

Los CDR habían convocado una manifestación bajo el lema 'La escuela en catalán ahora y siempre' para contrarrestar otra convocada por la asociación 'Hablamos español' bajo el lema 'Contra la imposición lingüística y el adoctrinamiento: Libertad', que debía discurrir entre la plaza de Catalunya y la plaza de Sant Jaume.

La plaza de Sant Jaume se ha llenado casi en sus tres cuartas partes por manifestantes de la concentración convocada por los CDR, por lo que los organizadores de la concentración contra el sistema de inmersión lingüística en la escuela catalana han decidido desmontar el escenario donde deberían pronunciarse los parlamentos al finalizar la manifestación de "Hablamos español".

En medio de un amplio despliegue policial, han ido retirando primero el sistema de megafonía, mientras algunos manifestantes de los CDR, muchos de ellos portando banderas independentistas, subían al escenario para gritar consignas favor de la puesta en libertad de los políticos presos.

Cambio de escenario

Para evitar incidentes con los manifestantes independentistas que llenaban la plaza de Sant Jaume, los Mossos d'Esquadra han impedido que las personas que participaban en la manifestación contra la inmersión lingüística en la escuela catalana accedan a la misma.

Algunos de los manifestantes a favor del español en la escuela y la Administración catalana, muchos de ellos enfundados en banderas españolas, han increpado a los Mossos por impedirles el acceso y se ha producido incluso algún forcejeo con los agentes y entre los propios participantes.

Finalmente, y ante la imposibilidad de acceder a la plaza de Sant Jaume por los cordones establecidos por los Mossos, los organizadores han decidido leer el manifiesto en una plaza cercana, la de Ramon Berenguer, aunque algunos de ellos han insistido en acceder después a la plaza done están las sedes de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Batalla por la lengua

La manifestación de 'Hablamos español' ha reunido también a varios centenares de personas, muchas de ellas enfundadas con banderas españolas y también de Tabarnia, que han gritado consignas como "queremos vivir también en español" o "no a la imposición, sí a la elección".

Entre los asistentes a la concentración a favor de la escuela en catalán se encontraban los diputados de Junts per Catalunya Aurora Madaula y Francesc de Dalmases. "Estamos concentrados en defensa de la escuela catalana. Por eso hemos llamado por redes sociales a que la gente viniera con un libro en catalán, para defender la lengua y la cultura catalana y las instituciones", ha explicado Madaula en declaraciones a Efe.

La diputada de JxCat ha considerado que el acto de 'Hablamos Español' es una "provocación" y ha añadido: "La idea es que se debe crear un cordón sanitario contra el fascismo, que se vea que son pocos, que la democracia gana en Catalunya y que estamos en el lado bueno de la historia. Estaremos aquí hasta que veamos que no vienen".