Ir a contenido

ANTE LAS ACUSACIONES DE PLAGIO

Sánchez accede a difundir su tesis en internet para evitar más desgaste

Los socialistas reorientan el foco hacia Casado por las irregularidades de su máster

El PP y Cs piden que el presidente comparezca en el Congreso para explicar su trabajo

Juan Ruiz Sierra

Portada de la tesis doctoral de Pedro Sánchez. / BORJA MENDEZ

Portada de la tesis doctoral de Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez.

/

Las dudas sobre su tesis acompañan a Pedro Sánchez desde el 2014, cuando alcanzó al liderazgo socialista siendo un diputado desconocido. Ya entonces había rumores de irregularidades, falsa autoría y tratos de favor. Aunque el ahora presidente siempre lo negó todo, su rechazo a hacerla accesible, permitiendo que solo aquellos que habían recibido una autorización previa pudieran verla  en la biblioteca de la Universidad Camilo José Cela (sin poder hacer fotografías y durante un tiempo limitado), aumentaba las sospechas. Pero se trataba de un asunto menor, no elevable a la categoría de 'caso'. Hasta esta semana, cuando al calor de la dimisión de Carmen Montón como ministra de Sanidad por su máster fraudulento, Albert Rivera preguntó por la tesis al presidente en la sesión de control y el diario 'Abc' acusó al jefe del Ejecutivo de plagio. Sánchez se sintió entonces mucho más presionado, así que este jueves plantó cara: anunció acciones legales y accedió a colgar el trabajo en internet.

Desde este viernes a partir de las 08.00 horas todos los interesados podrán contar con una copia del documento, sobre la diplomacia económica española, y comprobar si los interrogantes tienen algún sustento. Sánchez insiste en que no. "Hice la tesis, cumplí con todos los pasos marcados por la ley, la defendí ante un tribunal, publiqué las aportaciones de la investigación en revistas académicas y en un libro generalista. Entonces, ¿qué está ocurriendo? ¿Cuál es el problema? Hablemos claro: el problema es que quienes gobernaban hace cien días no han asumido que hoy son oposición", escribió Sánchez en su cuenta de Facebook. El texto rezumaba malestar, con el presidente proclamando su "orgullo" por el trabajo realizado y acusando al PP y a Ciudadanos de "cruzar todas las líneas rojas". 

El Gobierno de España ha utilizado "dos de los softwares más reconocidos" en controles antiplagio --Turnitin y Plagscan-- para revisar la tesis doctoral del presidente. Sánchez presentó su tesis el 26 de noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela, en una lectura pública en la que consiguió la calificación de sobresaliente cum laude bajo el título 'Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012)'. La tesis doctoral fue dirigida por la profesora María Isabel Cepeda González. El tribunal que evaluó el trabajo estaba presidido por la profesora Cristina Ruza Paz-Curbera y compuesto por Santiago Pérez Pérez-Camarero como secretario y los vocales Ricardo José Rejas Muslera, Alejandro Blanco Fernández y Juan Padilla Fernández-Vega.

En el peor momento

La polémica llega cuando Sánchez pasa por su peor momento desde que llegó a la Moncloa. El Gobierno se ve lastrado por la caída de Montón, a raíz de un escándalo en la desprestigiada Universidad Rey Juan Carlos muy similar al que se ciñe sobre Pablo Casado, y por la descoordinación, plasmada en sus numerosas rectificaciones. El 'caso tesis' amplifica la sensación de un Ejecutivo en horas bajas.

El presidente no podía permanecer de brazos cruzados, explican en la Moncloa, viendo cómo "el globo se iba hinchando" en su contra. Pero son muchos en el PSOE los que consideran que el paso llega tarde. "Toda la rumorología hubiese quedado en nada si hubiese colgado la tesis en la web hace tiempo", dijo un importante diputado. Hay colaboradores de Sánchez que le dan la razón. Explican que ya en el 2014 le recomendaron que hiciera accesible el trabajo, pero el líder se negó. No quería, continúan en su entorno, ser escrutado académicamente y no quedar en buen lugar. "Ahora es inevitable. Damos por supuesto que muchos medios titularán que la tesis es mala, banal y mediocre", explican fuentes socialistas.

El visto bueno

Pero ese es el mal menor. En el Gobierno aseguran que las acusaciones de irregularidades no están sustentadas, algo en lo que coincide la Universidad Camilo José Cela, que tras revisar todo el proceso de la tesis de Sánchez concluye que fue "normal". Los socialistas intentan ahora reorientar el foco hacia Casado, cuyo máster está siendo investigado por el Tribunal Supremo. El líder del PP obtuvo el título sin asistir a clase, cursando solo cuatro de las 22 asignaturas gracias a convalidaciones. Nunca ha mostrado los trabajos con los que aprobó esas materias y la marcha de Montón le deja en una posición muy incómoda. "No sabemos dónde están los trabajos de Pablo Casado. Y eso sí puede ser un problema, porque está en los tribunales", señaló la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Pero ni el PP ni Ciudadanos se van a replegar. Los naranjas sumaron este jueves a los conservadores a su iniciativa de pedir la comparecencia de Sánchez en el Congreso para rendir cuentas sobre su tesis. El PSOE podría evitar que el presidente diese estas explicaciones parlamentarias si obtiene los apoyos de Podemos y los nacionalistas en la Junta de Portavoces. Todo dependerá de lo que haya en lo que será, este viernes, el trabajo académico más leído de España. Nunca la diplomacia económica suscitó tanto interés.     

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.