Ir a contenido

Elecciones municipales del 2019

Valls, sobre ser candidato de Ciudadanos a Barcelona: "Me lo estoy pensando"

El político ha señalado que "si se rompe España se rompe Europa, el proyecto político más ambicioso de la historia"

El Periódico / Agencias

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al exprimer ministro francés Manuel Valls, el día de Sant Jordi, en Barcelona.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al exprimer ministro francés Manuel Valls, el día de Sant Jordi, en Barcelona. / FERRAN NADEU

El ex primer ministro francés Manuel Valls ha insistido este jueves en que se está "pensando" ser el candidato a la Alcaldía de Barcelona por Ciudadanos, pidiendo, además, que se le deje "un poco de tiempo".

Ha afirmado, asimismo, que quien piense ser candidato a la Alcaldía de Barcelona tiene que "pensar, antes de todo, en un proyecto de buena gestión para Barcelona", y "sobre todo pensar en crear ilusión y optimismo".

Cuestionado sobre la posición del Gobierno del PSOE en relación con la situación de Catalunya, Valls ha afirmado que es necesario el diálogo entre la Generalitat y el Ejecutivo central pero "para dialogar tienen que ser dos", asegurando que "el proyecto independentista ha fracasado con el discurso del rey, la respuesta europea, la de las empresas y la gente en la calle".

"El respeto del Estado de derecho, la Constitución y los valores europeos no se pueden tocar", ha dicho, añadiendo el respeto a la independencia de la justicia española. "El Gobierno de España tiene que hacer respetar a esos valores y defender a esas instituciones y al Estado de derecho", ha sostenido.

En un foro de 'SUR' en Málaga y ya en el turno de preguntas, ha sido cuestionado por si aboga, en el caso de presentarse, por una unión de partidos y ha explicado que "hay que salir de los bloques", además de que Barcelona "con lo que es" representa "mucho más que una confrontación entre bloques". "Si se tiene una visión sobre Barcelona se tiene que pensar más allá de los partidos, y pensar en plataformas que permiten ir mucho más lejos", ha asegurado.

"Los grandes partidos tienen, y sobre todo los que apuestan por Europa y la unidad de España, que hacer el esfuerzo de pactar", reconociendo, al respecto, que pactar grandes acuerdos "no está pasando". En concreto, sobre Catalunya ha dicho que los partidos que defienden Europa, la unidad de España y el modelo democrático "tienen que sumar".

España y Europa

"Si se rompe España se rompe Europa", ha advertido Valls, que ha incidido en que este país está unido, con diversidad y con un nivel de autonomía que no se ha alcanzado" en otro lugar de Europa. "Ni el catalán ni el vasco están hoy en peligro, pero si se rompe España, porque en España y en Catalunya el populismo es el nacionalismo, el independentismo, se rompe Europa".

A su juicio, los dirigentes europeos y españoles "no estaban demasiado al nivel de análisis del peligro de lo que estaba pasando en España". En relación con la división de la ciudadanía, ha afirmado que es "lo más preocupante", añadiendo que "el veneno del odio y confrontación en una ciudad puede producir cosas peligrosas".

Proyecto europeo "en jaque"

Por otro lado, durante su intervención ha hablado de Europa, del que ha dicho que es "el proyecto político más ambicioso de la historia", pero "parece más en jaque que nunca", ya que "hay muchos peligros". "Europa puede salir de la historia por razones políticas, demográficas o estratégicas", entre otros.

Así, ha incidido en que hay que hallar personalidades, no sólo políticos, que "arrimen el hombro y despierten en la ciudadanía el sentimiento de ilusión que actualmente Europa necesita". "Todos los ciudadanos tienen que pensarlo", ha agregado.

Ha añadido que Europa es una mezcla cultural, incidiendo en que "los retos son globales y necesitan soluciones globales". De igual modo, ha reconocido que el panorama de la Unión Europea (UE) "ha cambiado mucho" en los últimos años.

En este sentido, ha puesto como ejemplo que antes de la integración España "vivía una feroz lucha" contra el terrorismo de ETA, valorando la cooperación entre España y Francia: "España pudo derrotar a la banda terrorista por la acción política, judicial, policial, además de por la valentía de los españoles y del pueblo vasco", pero también "porque dos países crearon una estrategia y trabajaron juntos".

En este punto, ha aludido a las euroórdenes, "hoy cuestionadas con lo que ha pasado con casos como el del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont" pero ha dejado claro que "la cooperación judicial es imprescindible y uno de los valores de Europa".

Eso sí, ha advertido de que a día de hoy la "cooperación bilateral no es suficiente" ya que los retos como los económicos, de justicia, de libre circulación y amenaza terrorista, entre otros, "no pueden tener solución con solo dos países porque afectan a todo el continente y la solución debe responder a una estructura continental, la Unión Europea".

Valls ha incidido, tras recordar que el inicio del siglo XXI ha estado condicionado "por la tragedia" de los atentados de Nueva York, que estamos en una etapa "compleja" y en la que Europa debe desempeñar un "papel fundamental".

Nacionalismos

Por otro lado, el ex primer ministro galo ha afirmado que a día de hoy son muchos los elementos que están en entredicho en la UE, ya que "la integración no ha sido completa, quizá fue demasiado rápida por los países de Europa oriental" además de que se han escuchado voces críticas.

"Nuestras democracias se han visto desbordadas y han mostrado cierta negación o pereza a la hora de repensar el mundo", ha valorado, insistiendo en que hay que "repensar el mundo y el proyecto europeo. Tenemos que ser capaces de ofrecer respuestas claras a aquellos que cuestionan el valor de la Unión".

Así, ha abogado por una "gran alianza" a favor de la libertad, de la democracia y del progreso económico y social y basada en el respeto de las personas e intereses estratégicos, que "urge determinar". A su juicio, la crítica a la UE es preocupante porque "los postulados que los movimientos contrarios ponen sobre la mesa van contra los valores, las instituciones y también de las personas".

"La democracia en su sentido más amplio está hoy en peligro", ha advertido, lamentado el auge de movimientos totalitarios y contrarios a la integración, siendo el escenario "complejo" y la situación "grave".

Inmigración

Por otro lado, ha advertido de que los problemas de inmigración de hoy "no son nada con respecto a los que podemos conocer mañana", añadiendo que el reto más importante para Europa es África, apostando porque "Barcelona puede ser una plataforma del diálogo entre norte y sur del Mediterránea", ya que tiene que ser "la capital del Sur de Europa".

Asimismo, ha afirmado que no se puede hablar de este problema con "eslóganes o gestos", añadiendo que entre otros restos están cómo la UE protege sus fronteras y ayuda a los países de primera fila, desde España a Grecia, y un plan de inversión importante respecto a África y contando con ellos.

España

Por otro lado, se ha centrado en España, que es "una democracia que ha apostado por Europa" y ha dicho que "vive sus mejores años, desde hace dos o tres siglos, sus 40 años más prósperos", asegurando que "probablemente, Catalunya y Barcelona son dos de los lugares que más se beneficiaron de ello".

Ha afirmado también que "a lo mejor" lo que le falta a España es "un patriotismo", explicando que conoce la historia del país, pero "el amor de su país, de los suyos, este relato para España se tiene que defender". "Hay que apostar por la unidad del país con su cultura, sus autonomías, sus idiomas... Es una fuerza que no debe ser una fractura", ha dicho, abogando por "conjugar el patriotismo en cada país con el amor a Europa", lo que ha considerado "la respuesta más bella frente al populismo".

"Nadie puede negar los cambios que se han producido con la influencia de Europa", ha asegurando, aunque "el proyecto corre un serio peligro". "El gran debate enfrenta las democracia frente a los populismos o democraturas, que están abandonando los valores de la democracia". Por último, Valls ha opinado que los debates políticos que hay en todo el mundo "son bastante mediocres".

0 Comentarios
cargando