Ir a contenido

'CASO MÁSTER'

Las notas de Montón se modificaron tras terminar el máster

La URJC confirma que se ha detectado cambios en su expediente meses después de que finalizara el curso, tras informar de la manipulación 'eldiario.es'

La ministra responde que es "injusto" dimitir porque si la universidad cambió sus calificaciones no es su "responsabilidad", dado que ella no exigió trato de favor

Patricia Martín

Carmen Montón: “No he cometido ninguna irregularidad y considero que dimitir sería injusto”. / VÍDEO: ATLAS

La situación para Carmen Montón se ha vuelto más complicada. Según publica este martes 'eldiario.es', la aún ministra de Sanidad, Consumo y Bienstar Social no aprobó su máster en Igualdad, impartido por la Universidad Rey Juan  Carlos (URJC), en la convocatoria de junio del 2011. En el sistema informático del centro educativo, en noviembre de ese año, queda constancia de que "alguien entró" y cambió el "no presentado" de una asignatura del curso de postgrado por un "aprobado", pese a que las actas del curso ya estaban cerradas. La URJC  ha confirmado la información y que ha detectado no un cambio, sino varios, en el expediente. Por eso ha avisado de que está revisando "asignatura por asignatura" para depurar posibles responsabilidades.

Los cambios implican que la presentación del trabajo de fin de máster en junio de 2011, que la ministra asegura que realizó y del cual conserva copias y los borradores precedentes, habría sido fraudulenta porque en ese momento no tenía todas las asignaturas aprobadas. La modificación de la nota fuera de plazo podría además ser la causa de que el título oficial de Montón figure como fecha de finalización el 2012, porque presuntamenten aprobó la última asignatura en ese curso académico, y no en el 2011, como ella sostiene.

Tras destaparse las primeras irregularidades, Montón negó el lunes haber cometido cualquier fraude y señaló que su caso "no tiene nada que ver con otros", en referencia a Pablo Casado y Cristina Cifuentes. Y este martes, pese a las nuevas revelaciones, ha manifestado de que sería "injusto" dimitir porque dispone de documentación que, en su opinión, acredita que ella sí realizó el máster. 

Montón ha aseverado que sigue contando con el apoyo del presidente, que quiere que "esté fuerte" y dé "explicaciones claras". Ante esta petición, la ministra ha concedido esta mañana una amplia entrevista en la 'Cadena Ser' y Adriana Lastra, la portavoz de los socialistas en el Congreso, ha adelantado la titular de Sanidad comparecerá en la Cámara baja a petición propia, informa Pilar Santos. Esa comparecencia ya la habían pedido PodemosCiudadanos y el PDECat.

El apoyo del presidente

Además, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha roto el silencio oficial y ha mostrado públicamente su respaldo a la ministra. Montón, en la entrevista radiofónica, ha alegado que desconoce si alguien modificó sus notas, pero que como ella no exigió un trato de favor, la sombra de duda sobre la URJC "no es su responsabilidad" y no se le puede "imputar" a ella ni exigirle que dimita por ello. 

Montón ha afirmado además que ningún profesor le "advirtió" que debía subsanar nada y que por eso entregó en junio del 2011 el trabajo final, "con la tranquilidad" de que estaba siguiendo el "proceso ordinario". La ministra dispone de una treintena de correos electrónicos que demuestran su interés por matricularse en el curso y por seguir las clases y las actividades complementarias. Si bien, ha reconocido que hasta enero no pudo asistir regularmente porque su trabajo como portavoz parlamentaria de Igualdad en el Congreso se lo impedía. 

No guarda los trabajos

En aquella fecha, ya habían concluido seis de las 12 asignaturas del curso, que Montón afirma que aprobó con la presentación de trabajos en la convocatoria de junio. Si bien, como ha reconocido esta mañana, "desgraciadamente" no guarda ninguna copia que pueda acreditar cómo aprobó cada una de las materias. Ese es su principal punto flojo. 

Además, aunque la ministra niegue similitudes, lo cierto que el cambio en su acta de notas se asemeja al escándalo que se ciñe sobre el historial académico de Cifuentes. La justicia investiga, de hecho, cómo y por qué la funcionaria Amalia Calongue modificó las calificaciones de la expresidenta madrileña, para cambiar también una asignatura calificada con un "no presentado" por otra nota. Y se indaga además la posible manipulación de las firmas en el acta con el que la expresidenta madrileña trató de probar que presentó el trabajo final.  

0 Comentarios
cargando