Ir a contenido

COMUNITAT VALENCIANA

El "fantasma del catalanismo" se cuela en el Debate de Política General valenciano

Puig recrimina a Isabel Bonig se refiera a sus posibles votantes como "los valencianos de verdad"

Un lapsus de la dirigente popular le lleva a situar el próximo cambio de gobierno "dentro de ocho años"

Nacho Herrero

Puig se dirige a la popular Isabel Bonig en el Debate de Politica General de este martes

Puig se dirige a la popular Isabel Bonig en el Debate de Politica General de este martes / Miguel Lorenzo

La situación de Catalunya se han colado este martes en la primera jornada del Debate de Política General de la Comunitat Valenciana pero también lo ha vuelto a hacer el “fantasma catalanista” azuzado por la popular Isabel Bonig que se ha referido a “los valencianos de verdad” al referirse a sus posibles votantes y ha dicho que “el gran fracaso y drama de esta Comunitat es que "la izquierda valenciana ha preferido siempre ser catalanes de segunda a valencianos de primera”.

Ximo Puig, president de la Generalitat valenciana, le ha afeado ese discurso divisor y le ha recordado que “todos somos valencianos, no hay valencianos buenos y malos”. Además le ha advertido que combate "un fantasma del catalanismo que no está" y ha apuntado que se trata “de una versión modernizada del Quijote”.  “Dele a los molinos fuerte pero sepa que eso no tiene nada que ver con la Comunitat Valenciana de hoy en día, una tierra avanzada que respeta al resto de regiones pero que mantiene su identidad", ha apuntado Puig.

Bonig le había dicho previamente que “los valencianos de verdad estamos deseando recompensarle por todo lo que ha hecho por la Comunitat Valenciana así que por favor sea valiente y convoque elecciones”. Su objetivo ha dicho es que no haya “nunca más catalanistas al frente de la Generalitat valenciana y nunca más un presidente de Les Corts que apoya a los separatistas, golpistas catalanes”.

Hacía referencia al hecho de que Enric Morera, president de Les Corts, se había mostrado contrario a la prisión preventiva a los políticos independentistas catalanes, una posición que Puig ha enmarcado dentro de la libertad de expresión del dirigente del BLOC y de Compromís.

Además, Bonig ha dicho que su primera medida en caso de ser la próxima presidenta de la Generalitat sería “derogar todas las leyes, los planes, programas y decretos y actuaciones que suponen una catalanización de la sociedad valenciana”; ha asegurado que À Punt, la nueva televisión pública valenciana, “pretende ser una delegación de TV3”; y ha ofrecido a los valencianos “la recuperación de ser y sentirnos valencianos y españoles, que es la doble alma de esta Comunidad”.

Puig  ha recriminado al PP que "usa permanentemente el conflicto catalán para arrastrar votos en el resto de España y eso es muy negativo para el país".

Ley y diálogo en Catalunya

Puig ya había incluido una mención a Catalunya en su discurso inicial y había reconocido su preocupación. “No quiero ser equidistante en lo que no se puede ser que es el cumplimiento de la ley pero la respuesta a un conflicto político debe ser la política”, ha asegurado. “Ley y diálogo”, ha recetado Puig, que ha pedido cambiar leyes si hace falta.

Bonig por su parte ha abierto su primera intervención transmitiendo el apoyo del  PP “a todos los jueces que están luchando por mantener el orden constitucional” y ha señalado que “no hay nadie por encima de la ley”.

El lapsus de Bonig y las elecciones

Puig ha adelantado también que “más pronto que tarde” la Comunitat debería tener en su opinión un calendario electoral propio pero ha dicho que en estos momentos aún tienen mucho que hacer por lo que ha descartado un adelanto electoral inminente.

La cuestión electoral ha provocado el momento más hilarante del debate pues Bonig le ha querido contar “lo que vamos a hacer dentro de ocho años cuando haya un cambio de gobierno”, un lapsus que ha provocado los aplausos de los disputados de los tres partidos del Botànic

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.