Ir a contenido

ENTREVISTA EN LA SEXTA

Torra: "No me resigno a creer que Sánchez sea igual que Rajoy"

Ve "un hilo del que tirar" con el líder socialista

El 'president' deja en el aire su visita al Congreso

El Periódico

El president, Quim Torra.

El president, Quim Torra. / Manu Fernandez (AP)

Quim Torra ha ofrecido este domingo a Ana Pastor su primera entrevista a una televisión de ámbito español. Pero el presidente de la Generalitat no ha querido ir mucho más allá de lo que adelantó en su conferencia del pasado martes y lo que añadió en la entrevista que EL PERIÓDICO ha publicado este fin de semana. Ha certificado, eso sí, el cambio de tono en las relaciones entre el Gobierno español y el Ejecutivo catalán desde que Pedro Sánchez está instalado en la Moncloa.

Tras afirmar que la reunión que tiene pendiente con el presidente del Gobierno se celebrará probablemente en octubre, Torra desveló que intercambia mensajes y habla habitualmente con Sánchez. "Mantenemos el contacto", ha subrayado, a diferencia de lo que sucedía entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. Además, ha dicho que ve "un hilo del que tirar" con respecto a la relación entre los dos gobiernos: "No me resigno a creer que Sánchez sea igual que Rajoy".

Pero Torra no concreta mucho más. Su "punto de partida" para una eventual negociación es "el referéndum del 1 de octubre", y cuando la periodista de La Sexta le ha hecho ver que esa premisa podría hacer fracasar el diálogo, no ha querido adelantear acontecimientos.

Referéndum sobre el autogobierno

El presidente de la Generalitat sí ha puesto en valor que Sánchez "reconozca que esta cuestión hay que resolverla votando". Sin embargo, ha dejado claro que el "referéndum sobre el autogobierno" que Sánchez puso sobre la mesa hace unos días le sabe a poco.

Tampoco ha aclarado si acudirá al Congreso tras la propuesta de la presidenta de la Cámara, ni si depende de que finalmente haya votación tras su intervención o no la haya: "Cuando te invitan a cenar pregunto si voy como invitado o como primer plato. Con el lehendakari [Juan José Ibarretxe] fue un ejercicio humillante. En el Congreso vamos a perder siempre estas votaciones como minoría nacional".

Y no ha sido claro en cuanto a qué se refiere cuando dice que no va a acatar las sentencias contra los impulsores del 1-O si son condenatorias. "No voy a aceptar nada que no sea la plena absolución. No puedo admitir que votar sea un delito", se ha limitado a afirmar.

0 Comentarios
cargando