Ir a contenido

NUEVA REVELACIÓN

Un embajador acompañó a Corinna en una reunión como "representante" de Juan Carlos I

El diplomático Manuel Alabart y la princesa se vieron con un príncipe saudí en Riad en el 2007, informa eldiario.es

El Periódico

Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein. / MIKHAIL METZEL (TASS)

Nueva revelación en el 'caso Corinna'. Un embajador de España acompañó a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein en una reunión celebrada en 2007 en Riad (Arabia Saudí), con el príncipe y multimillonario Al-Waleed bin Talal, informa eldiario.es. La empresaria se presentó como "representante" de Juan Carlos I.

Según esta información, la presencia del diplomático Manuel Alabart, consta en una  nota del diario oficialista 'Al Riyad' fechada el 6 de junio de 2007. La revelación coincide con la investigación de la Audiencia Nacional sobre las acusaciones de Corinna contra el rey emérito en unas grabaciones del excomisario José Manuel Villarejo en las que la alemana  hablaba de supuestas actividades ilegales. El Congreso bloqueó el martes la petición de Unidos Podemos de crear una comisión de investigación sobre este asunto gracias al rechazo de PP, PSOE y Ciudadanos.

La noticia de 'Al Riyad' destacaba la presencia del "embajador de España en el Reino Saudí, Manuel Alabart", y que al término del encuentro, el príncipe ofreció a sus invitados "un almuerzo".

'Al Riyad' reseñaba que Corinna y el príncipe Al-Waleed analizaron en el encuentro "oportunidades de cooperación e inversión en España y las formas de fortalecer las relaciones bilaterales" entre ambos países. También abordaron la situación del Fondo de Inversión Hispano-Saudí de Infraestructuras y Energía que se presentó dos semanas después en El Pardo, "cuyos esfuerzos apoya desde su creación" Corinna.

En este fondo, creado en el 2006, participaron 14 grandes empresas españolas, entre las que destacan OHL, ACS, Endesa, Sacyr, Acciona, Iberdrola, La Caixa o Técnicas Reunidas. Esta iniciativa acabó en fracaso, puesto que las firmas españolas perdieron su inversión, 21 millones de euros, después de que la parte árabe incumpliera sus obligaciones. Los árabes debían aportar el 80% del presupuesto.

0 Comentarios
cargando