Ir a contenido

El CGPJ veta a un juez del 'caso Gürtel' optar a ser vocal del órgano

La Comisión Permanente le niega el reingreso al servicio activo, imprescindible para ser elegido en la próxima renovación del Poder Judicial

Un total de 50 jueces presentan su candidatura a formar parte del próximo ógano de gobierno de los jueces

Ángeles Vázquez

El magistrado José Ricardo de Prada.

El magistrado José Ricardo de Prada. / SERGIO BARRENECHEA (EFE)

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial ha vetado al magistrado José Ricardo de Prada la posibilidad de ser nombrado vocal del órgano en su próxima renovación, que debería producirse en diciembre. El juez que formó parte del tribunal que juzgó la primera época del 'caso Gürtel' y al que se atribuyen las partes más duras de la sentencia que provocó la moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy pretendía concurrir como magistrado independiente, pero el CGPJ le ha denegado el reingreso al servicio activo, circunstancia imprescindible para ser designado en el cupo de jueces. Por esta circunstancia, la Junta Electoral le ha excluido del listado de 50 jueces y magistrados que optarán a formar parte del próximo órgano de gobierno de los jueces.

El Poder Judicial alega que no ha aportado documentación justificativa, que dice le requirió el pasado 29 de agosto, de su cese en el cargo por el que, tras dictar la sentencia de la Gürtel, quedó en situación de servicios especiales –el de magistrado del Mecanismo Residual ante los tribunales internacionales de Naciones Unidas-. El Consejo también admitía el cese de la causa que determinó tal declaración, que según su propia solicitud de servicios especiales, era participar en la fase de sustanciación y resolución del recurso de apelación en el caso del fiscal contra Radovan Karadzic.

La Comisión Permanente basa su decisión en el informe emitido por los órganos técnicos del CGPJ, que señala que el artículo 355 de la LOPJ establece que los magistrados deberán solicitar el reingreso al servicio activo “al cesar en el puesto o cargo determinante de la situación de servicios especiales”. Según el informe, “no cabe, por tanto, una renuncia a la situación de servicios especiales para dejar de encontrarse en tal situación, sino que lo que debe acontecer es un cese en el puesto o cargo que se desempeña y para el que se ha sido nombrado (bien por renuncia o por cualquier otro motivo) o, en su caso, cese de la causa que motivó dicha situación”.

El acuerdo ha sido aprobado con los votos del presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, y los vocales José Antonio Ballestero, Juan Martínez Moya, Juan Manuel Fernández y José María Macías. Los vocales Rafael Mozo y Pilar Sepúlveda han votado en contra.

El CGPJ ya propinó un importante revés a De Prada cuando trató de participar en las vistas en las que se decidieron las medidas cautelares de los principales condenados por el 'caso Gürtel' y se rechazó su pretensión en una ajustada votación que se desempató con el voto de calidad del propio Lesmes.

50 candidatos de asociaciones o independientes

Ya por la tarde, la Junta Electoral hizo pública la lista de los jueces que pueden optar a ser vocales del CGPJ, en la que excluyó a De Prada por no estar en servicio activo y encontrarse aún en servicios especiales. Los candidatos son jueces y magistrados que o bien concurren avalados por una asociación judicial o bien lo hacen de forma independiente, con el aval de 25 compañeros. La Asociación Profesional de la Magistratura ha presentado 12 candidatos; la Francisco de Vitoria, cinco; Jueces y Juezas por la Democracia, ocho, y Ágora Judicial, una. Como candidatos independientes se han presentado 24, entre ellos, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y el magistrado del Tribunal Supremo Ángel Arozamena.

Las Cámaras deberán elegir a 12 de ellos como voclaes del turno judicial con la siguiente proporción: tres del Supremo, tres con más de 25 años de antigüedad y seis sin sujeción a antigüedad. 

0 Comentarios
cargando