Ir a contenido

El Gobierno retirará el recurso contra la ley de sanidad universal catalana

Artadi y el número dos de Batet se verán este jueves en Madrid para avanzar en el deshielo

La ministra llama a recuperar la "presencia" del Gobierno en Catalunya

Juan Ruiz Sierra

Comparecencia de Meritxell Batet en el Congreso de los Diputados.

Comparecencia de Meritxell Batet en el Congreso de los Diputados. / DAVID CASTRO

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, se ha extendido este miércoles en los pasos dados por el Gobierno (sobre todo, a través de la reactivación de las comisiones bilaterales, en vía muerta desde hace siete años) para reconducir las relaciones con la Generalitat. "A algunos les parecerá poco; a otros, demasiado. Pero se han abierto los canales de diálogo", ha dicho Batet durante su comparecencia en el Congreso.

La ministra ha ofrecido dos pruebas de esta "reapertura de los canales". Por un lado, la futura retirada del recurso que el Gobierno de Mariano Rajoy presentó ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la ley catalana de sanidad universal. Por otro, una nueva reunión entre el Estado y la Generalitat.

Este jueves, el Congreso votará tres decretos del Gobierno. Entre ellos, el  que devuelve el carácter universal a la sanidad española. Tanto Carles Campuzano, del PDECat, como Joan Tardà, de ERC, han condicionado su apoyo a esta norma a que el Gobierno retire el recurso contra la ley catalana. El mensaje estaba previamente pactado entre ellos. También comunicado a la propia Batet, que en su primera intervención ha dicho: "La decisión política que adoptó el Gobierno de modificar las bases en materia de sanidad para volver a la asistencia universal abre la puerta al desistimiento en los recursos planteados frente a las leyes autonómicas que prevén el acceso al sistema sanitario público de los inmigrantes en situación irregular". Se trata del primer anuncio concreto sobre retiradas de recursos por parte del Gobierno, que abordará el resto de impugnaciones ante el TC este mes de septiembre.

Batet ha insistido en esta idea durante su turno de réplica. "Confío y entiendo que si ustedes creen que es bueno y positivo que los inmigrantes tengan asistencia en Catalunya, también les parecerá bueno y positivo que la puedan tener en toda España. Entiendo que no van a condicionar ese voto al desistimiento. Pero el hecho de haber retirado las bases [que permitieron la pérdida del carácter universal de la sanidad], hace que el recurso planteado pierda su fuerza. Eso será positivo", ha explicado la ministra. 

Al mismo tiempo, este jueves la 'consellera' de Presidència, Elsa Artadi, se reunirá el jueves en Madrid con el nuevo secretario de Estado de Política Territorial, Ignacio Sánchez Amor. La cita, que se prolongará el viernes, con la reunión de sus respectivos equipos de trabajo, servirá para estudiar traspasos, nuevas retiradas de recursos y para que ambas partes coordinen las agendas para los próximos meses, un periodo en el que está prevista un encuentro, todavía sin fecha, entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el ‘president’ de la Generalitat, Quim Torra, que el martes, en un discurso, tendió la mano al diálogo. El dirigente de Junts per Catalunya dijo que no aceptará una sentencia condenatoria sobre el proceso del pasado otoño, pero no lanzó ninguna amenaza concreta. Fuentes del Gobierno subrayan la disposición a hablar del 'president' e interpretan que, en sus mensajes independentistas, no fue más allá de la "retórica".

Consejo de Ministros en BCN

La reunión entre Sánchez y Torra tendrá lugar en Barcelona. El Gobierno central quiere reforzar su presencia en Catalunya. Entre octubre y noviembre celebrará allí un Consejo de Ministros. "El gobierno no es ajeno o está de visita en Catalunya. Es también el gobierno de Catalunya. No es un agente exterior. No va a Catalunya. Está en Catalunya, es de Catalunya. Tenemos que recuperar una presencia ante una ciudadanía que siente que se ha visto abandonada por sus instituciones centrales", ha señalado Batet durante su comparecencia parlamentaria.

La ministra, por último, ha pedido al Govern "respeto a las instituciones constitucionales, con especial consideración al jefe del Estado"; ha subrayado que cualquier intento de "quebrar el ordenamiento" encontrará el "rechazo" del Gobierno y ha lamentado que en los "domicilios, calles y plazas" catalanas se haya "resentido gravemente la convivencia".

Tanto el PP como Cs han criticado al Gobierno por su actitud en la crisis territorial, que consideran que ofrece demasiado a la Generalitat sin obtener nada a cambio. "No es diálogo; es una farsa. Es imposible", ha dicho la popular Alicia Sánchez-Camacho. Desde los naranjas, su secretario general, José Manuel Villegas, ha acusado al Ejecutivo de "bajar la cabeza" ante el independentismo y ha instado a aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución o a "convocar elecciones". 

0 Comentarios
cargando