Ir a contenido

El Govern replica a Sánchez que "la pantalla" del Estatut está superada

Artadi exige concreciones al presidente del Gobierno y ERC le pide que sea "valiente"

Torra asume la existencia de distintas estrategias en el soberanismo y defiende la vía "central" y "mayoritaria"

Fidel Masreal

Elsa Artadi en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu.

Elsa Artadi en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu. / FERRAN SENDRA

La 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi,ha replicado la intención del presidente del Gobierno, Pedro SáncheZ, de convocar un referéndum en Catalunya sobre el autogobierno, no sobre la independencia de Catalunya. Interpretando que el presidente del Gobierno se refería a votar otro Estatut, la portavoz ha afirmado que "en debate en la sociedad catalana no es sobre el Estatut, la pantalla la superamos hace más de diez años, el 2006 se votó un referéndum que luego no se respetó, nos sorprende que volvamos a un estadio tan anterior".

Artado también ha reclamado concreciones en la propuesta del presidente del Gobienro y finalmente ha añadido que "siempre estamos a favor de votar pero se ha de votar lo que hay voluntad de trás de los catalanes y un gran consenso, el gran consenso que hay ahora mismo en Catlaunya y desde hace unos años con mayorías muy amplias es en torno al derecho a decidir".

En este mismo sentido, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha replicado a Sánchez. "No hemos salido a manifestarnos durante diez años por más autogobierno o un nuevo Estatut, esto ya lo hemos superado". Vilalta ha pedido al líder del PSOE que sea "valiente" y afronte "con el coraje suficiente la situación política que vive este país, dar repuesta política abordando el derecho a decidir para encontrar la solución a esta situación que es política y que pasa por el diálogo. Que afronte lo que le pide la ciudadanía de este país que es decidir el futuro de su país". La dirigente republicana ha concluido que "se tiene que decidir votando".

La polémica no es nueva. En un debate parlamentario en julio, Sánchez ya mostró las cartas. Y este lunes, en una entrevista en la cadena SER, el jefe del Ejecutivo ha insistido en la necesidad de "reconstruir la lealtad quebrada" para dar una solución territorial "a medio plazo" que permita convocar un referéndum en Catalunya no "sobre la independencia", sino sobre el "autogobierno", a través de un nuevo Estatut. La política territorial del Gobierno, ha dicho Sánchez, va en este sentido: retirada de recursos ante el Tribunal Constitucional contra leyes sociales catalanas, celebración de un Consejo de Ministros en Barcelona entre octubre y noviembre y reactivación de las comisiones bilaterales Estado-Generalitat, reactivadas tras siete años de parálisis. La intención del Ejecutivo es que estos organismos, ha aclarado el presidente, se reúnan y trabajen para abordar la política de infraestructuras, los asuntos económicos y las transferencias, "diga lo que diga" el Govern, informa Juan Ruiz Sierra.

El pasado 17 de julio, Sánchez subió a la tribuna del Congreso con una sugerencia para resolver la crisis catalana que, en un primer momento, pasó desapercibida entre los grupos. El presidente del Gobierno planteó la posibilidad de reformar el Estatut vigente, recortado por el Tribunal Constitucional (TC), y someterlo a votación, una propuesta con el ánimo de cerrar las heridas abiertas en Catalunya tras años de pulso con el Ejectuvivo del PP. Sánchez no ahondó en detalles ni ningún portavoz le reclamó que concretase el ofrecimiento. Fuentes del entorno presidencial en la Moncloa y de las filas socialistas confirmaron que la propuesta de votar un nuevo texto abría un debate exploratorio, si  bien no estaba decidido que esta vaya a ser la apuesta definitiva.

Las estrategias de ERC y de Torra

La propuesta de Sánchez llega en un momento de toma de posición entre ERC y el PDECat sobre la estrategia soberanista a seguir. Los republicanos optan ahora por la vía negociadora a largo plazo precisamente con el presidente del Gobierno, evitando las "gesticulaciones" y los "fuegos de artificio".

Preguntado sobre esta estrategia republicana, el 'president' Quim Torra, que hoy pronuncia una conferencia con la que intentar fijar un rumbo común, admitía que en el independentismo hoy por hoy viven disntitas estrategias: "ERC está pensando en estratega, nosotros también, la CUP también, la ANC, Òmnium... no somos tan diferentes a cuando juega el Barça, que queríamos nuestro once ideal". El 'president' hacía votos porque su conferencia sirva para recoger "la voz del independentismo central, mayoritario", que pasa por una "marcha por los derechos civiles, sociales y nacionales", una "movilización permanente" hasta que se dicten las sentencias por los juicios del 1-O a los dirigentes independentistas. Torra se propone "recuperar la iniciativa" política.