Ir a contenido

EL PULSO POR LOS PRESUPUESTOS

El PDECat se opone a subir el IRPF a las rentas más altas

Sánchez garantiza que el impuesto no subirá "un céntimo" para las clases medias y trabajadoras

Nacionalistas catalanes y vascos se quejan de la falta de interlocución con el Gobierno

Rosa María Sánchez / Juan Ruiz Sierra

Ferran Bel, del PDeCAT, critica que el Gobierno se contradiga y ahora plantee subir el IRPF. / EFE

Al tiempo que avanzan las negociaciones presupuestarias del Gobierno con Unidos Podemos se abren grietas en la relación del Ejecutivo con otros posibles socios parlamentarios, como el PDCat y el PNV, que se quejan de la falta de interlocución con el Ejecutivo socialista a pesar de Pedro Sánchez necesita sus votos en el Congreso de los Diputados.

El portavoz del PDECat, Carles Campuzano, rechazó este jueves la subida del IRPF para las rentas más altas que negocian Gobierno y Podemos y planteó que en vez de debatir sobre propuestas "simbólicas" se apueste por reforzar la lucha contra el fraude fiscal porque "en España hay demasiados ricos que no pagan y demasiada económica sumergida". "No hay interlocución del grupo con el ministerio y así va a ser muy difícil", resumió Campuzano tras admitir que el conflicto catalán y el proceso judicial contra políticos independentistas complica el necesario "diálogo político normal". 

Fuentes del PNV, por su parte, no mostraron el mismo rechazo que el PDECat a una posible subida de impuestos pero no escondieron su malestar por la falta de diálogo con el Gobierno. "En principio no nos oponemos a una subida de impuestos si está bien razonada", admitieron este jueves. "Pero no conocemos las propuestas. No se han dignado a ponerse en contacto con nosotros para informarnos" apuntaron fuentes de la formación que sí prestó sus cinco votos al PSOE en la fallida votación de los objetivos de déficit del Gobierno el pasado 27 de julio.

A partir de 150.000 euros

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó este jueves que el Gobierno está dispuesto a "explorar y estudiar" la posibilidad de subir los impuestos a las rentas por encima de 150.000 euros. "El Gobierno no va a subir los impuestos ni a las clases medias ni a las clases trabajadoras", dijo Montero antes de entrar en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados. Desde su punto de vista, las rentas por encima de 150.000 euros que podrían ver incrementado su IRPF "no pertenecen a las clases medias ni a las clases trabajadoras".

La posibilidad de una subida del IRPF para las rentas más altas ha sido recibida con duras críticas en medios políticos y de comunicación y en redes sociales por quienes temen que el incremento pudiera plantearse a partir de los 60.000 euros, tal como defendía Podemos en su documento negociador "Dejar atrás la austeridad" que la formación morada presentó el 15 de agosto.

"¿Qué es para usted ser rico? ¿Se es rico a partir de 60.000 euros, como plantea Podemos?" le preguntó un periodista a Pedro Sánchez en Bogotá en el transcurso de una rueda de prensa conjunta con el presidente de Colombia. "No", respondió Sánchez de forma cortante. El presidente admitió que el Gobierno está abierto a un debatir sobre una mayor "justicia fiscal" en España. "Pero nuestro compromiso es que a la clase media y trabajadora no le sua ni un céntimo el IRPF" remató.

A traves de la red social Twitter, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, también salió al paso de la "manipulación" de algunas informaciones sobre la reunión negociadora mantenida con la ministra de Hacienda el miércoles que acusan a la formación morada de impulsar una subida de impuestos a las clases medias.

"Lo primero y más importante: No llegamos a ningún acuerdo con el Gobierno sobre el IRPF", puntualizó Echenique. "Nosotros trasladamos al Gobierno que NO queríamos subir el IRPF a la gente que gana menos de 120.000 euros" añadió; es decir "dejar el tipo como está en el tramo de 60.000 a 120.000 euros y a lo mejor plantearnos una subida por encima de 120.000 Euros". Según este relato, el Gobierno contestó que esta cifra era demasiado baja "y ahí quedó la cosa". La ministra de Hacienda finalmente ha reconocido su disposición a hablar de una posible subida a partir de 150.000 euros.

La posibilidad de una subida del IRPF suscita el rechazo frontal del PP, cuyo líder, Pablo Casado, la calificó este jueves de "insolidaria" e "innecesaria" por representar "un riesgo para la recuperación económica". El presidente del PP se refirió a que en las próximas su partido