Ir a contenido

PATRIMONIO MUNDIAL POR LA UNESCO

La muralla romana de Tarragona vuelve a lucir lazos amarillos

El ayuntamiento los retiró la semana pasada tras la polémica política generada

El PP anuncia que el consistorio volverá a quitarlos "de manera inmediata"

El Periódico

Lazos amarillos colgados en la muralla de Tarragona, este martes.

Lazos amarillos colgados en la muralla de Tarragona, este martes. / ROGER SEGURA (ACN)

Los lazos amarillos han regresado este martes a la muralla romana de Tarragona, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, después de ser retirados la semana pasada tras la polémica política generada.

Decenas de lazos amarillos están prendidos otra vez en la red de seguridad de la muralla. La noche del martes de la semana pasada, una brigada municipal retiró decenas de ellos por orden del equipo de gobierno (PSC-PP).

La medida llegó después de que el grupo municipal del PP hubiera pedido su retirada y hubiera anunciado que "perseguirían" a los "vándalos" que los colgaran.

También varios miembros de Ciutadans habían criticado los lazos en sus redes sociales, como la diputada tarraconense Lorena Roldán.

El equipo de gobierno, en un sucinto comunicado, informó tras haberlo retirado de que la "decisión" era suya porque "no se podía permitir por más tiempo porque la muralla es una de las parte más importantes del patrimonio histórico de la ciudad". "No solo altera la visibilidad del monumento, sino que pone en riesgo la conservación de la propia red", zanjó.

La CUP repudió entonces la decisión y animó a los ciudadanos a "restituir" los símbolos y colgar "muchos más".

El portavoz del grupo municipal del PP en Tarragona y primer teniente de alcalde de la ciudad, José Luis Martín, ha anunciado este martes que volverán a retirar los lazos amarillos "de manera inmediata". "Estas acciones son inaceptables y demuestran un flagrante desprecio a la ciudad" al "atacar" el patrimonio, ha afirmado, ante de asegurar que perseguirán a los "vándalos" que las han realizado: "Es lamentable -ha añadido- que gamberros ensucen monumentos Patrimonio de la Humanidad para mostrar mensajes políticos".

Los CDR han aplaudido el regreso de estos símbolos al monumento: