Ir a contenido

TRÁMITE PRESUPUESTARIO

El Consejo de Política Fiscal vuelve a aprobar la senda de déficit

Valencia presta su apoyo al Gobierno tras traspasar al Estado 350 millones de deuda del Consorcio de la Marina

Catalunya ha vuelto a negarse a participar en la reunión con los demás responsables autonómicos

Rosa María Sánchez

Las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Política Territorial, Meritxell Batet, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 19 de julio.

Las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Política Territorial, Meritxell Batet, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 19 de julio. / DAVID CASTRO

La reunión del Gobierno con los responsables autonómicos de Hacienda en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) ha vuelto a aprobar este miércoles la senda de objetivos de déficit y deuda para el periodo del 2019 al 2021, que concede un mayor margen de gasto a todas las administraciones. La senda de déficit ha salido adelante con ocho votos a favor (de los gobiernos autonómicos socialistas y de Cantabria) y seis en contra (gobiernos del PP y el de Canarias). La Generalitat de Catalunya rehusó asistir a en este encuentro multilateral del que no participan las comunidades forales de País Vasco y Navarra.

La novedad es que, en esta ocasión, Valencia ha prestado su apoyo a la propuesta del Gobierno en lugar de abstenerse, como hizo el 19 de julio pasado. El propio presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha explicado que el cambio del voto ha obedecido a "un avance sustancial" tanto para su región como para el resto de las comunidades.

Según Puig, el acuerdo incluye la la "asunción por parte del Gobierno de España de la deuda del Consocio de la Marina, 350 millones, que van a ser asumidos por el Estado", algo que "va dar viabilidad a un proyecto fundamental para la ciudad de Valencia". Además, Valencia se beneficiará del mayor margen de déficit otorgado al conjunto de las comunidades (2.500 millones de los que 245 corresponden a Valencia), así como de un cambio en la liquidación de ingresos por IVA para todas ellas (unos 250 millones para la comunidad) y de la refinanciación de deuda (1.000 millones).   

La reunión del CPFF se ha celebrado de forma telemática a lo largo de la mañana de este miércoles y con ella se cumple el trámite para que el Gobierno pueda volver a intentar la aprobación del techo de gasto presupuestario en el Congreso de los Diputados después del rechazo sufrido el 27 de julio pasado.

Reunión de trámite

Esta reunión del CPFF  ha sido de puro trámite. El Ministerio de Hacienda ha sometido a votación los mismos objetivos de déficit y de deuda que ya llevó al CPFF del pasado 19 de julio y estos han salido adelante con los mismos apoyos de entonces más el de Valencia, que el mes pasado optó por la abstención.

Según la Ley de Estabilidad Presupuestaria (LES) repetir este trámite es imprescindible antes de que el Gobierno pueda volver a intentar la aprobación de una senda de objetivos de déficit y deuda en el Congreso de los Diputados en el plazo de un mes desde el primer rechazo (antes del 28 de agosto). Tras la celebración de este CPFF se prevé que el viernes el Consejo de Ministros vuelva a aprobar los objetivos de estabilidad para que, en las próximas semanas, vuelvan a ser debatidos y votados en el Congreso. La senda propuesta por el Gobierno contempla un objetivo de déficit para el conjunto de las administraciones públicas del 1,8% para 2019, en lugar del 1,3% establecido por el anterior Ejecutivo del PP; del 1,1% para 2020, en lugar del 0,5% anterior, y del 0,4% para 2021, año para el que anteriormente se había fijado un superávit del 0,1%.

Negociación con Podemos

Los objetivos de déficit y deuda son los mismos que los presentados en julio pasado. La diferencia es que ahora el Gobierno pretende abordar una negociación presupuestaria previa con los grupos parlamentarios para intentar asegurarse su aprobación en el Congreso de los Diputados. Sin la aprobación de los objetivos de déficit en el Congreso y en el Senado (donde el PP goza de mayoría absoluta), el Gobierno podrá confeccionar el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2019 de acuerdo a un techo de gasto que pretende ser el 4,4% superior al del 2018.

Este mismo miércoles está previsto un encuentro del Ministerio de Hacienda con el grupo parlamentario de Unidos Podemos para intentar negociar su apoyo al techo de gasto (el partido de Pablo Iglesias optó en julio por la abstención). El Gobierno también pretende avanzar en la negociación con el PDCat, el PNV y ERC.

0 Comentarios
cargando