Ir a contenido

La agente de los Mossos atacada en Cornellà: "Pensé que iba a matarme"

La policía declara ante la jueza que disparó cuando el atacante, esgrimiendo el cuchillo, estaba a un metro y medio

El sargento que acudió en su ayuda afirma que si la mujer no hubiera usado el arma, lo habría hecho él

Guillem Sànchez

La agente que abatió al atacante de Cornellà relata al juez que creyó que la iba a matar. / JORDI COTRINA (VÍDEO: ATLAS)

La agente que abatió a Abdelhouahab Taibel argelino de 29 años que intentó apuñalarla en la comisaría de Cornellà, ha declarado este martes -frente a la magistrada del juzgado que instruye esta actuación policial- que tuvo que disparar porque pensó que "iba a matarla" y que no tuvo dudas, tras escuchar que gritaba el nombre de "Alá", de que se trataba de un "atentado terrorista"

Según su versión, corroborada en parte por la cámara de seguridad de la comisaría y en parte por la declaración de un sargento que acudió en su ayuda, Abdelhouahab Taib, llamó dos veces al interfono, sobre las 05:50 horas de la madrugada, y pidió entrar en la comisaría para hacer "una consulta". Cuando le abrió la puerta, el hombre sacó un cuchillo de grandes dimensiones y se abalanzó sobre el mostrador para tratar de apuñalarla. Ella explica que pudo esquivar la agresión y huir por el pasillo, a pesar de que el asaltante llegó a entrar por la pecera (un espacio acristalado para los Mossos). Taib, tras este primer intento fallido, se reincorporó y continuó persiguiéndola. 

Fuentes de USPAC, sindicato policial que la defienden, remarcan que en este instante, el sargento que -también ha declarado este martes- acababa de entrar en la comisaría para hacerse cargo del turno de día, oyó los gritos y acudió en ayuda de la mujer. Tanto la agente, responsable de la seguridad de la comisaría, como el sargento, han explicado que entonces sacaron la pistola reglamentaria y apuntaron hacia el otro extremo del pasillo, por el que se aproximaba Taib, con el cuchillo levantado "por encima de su cabeza". Ambos fueron retrocediendo, dándole el alto hasta en dos ocasiones, hasta que cruzaron por debajo del marco de una puerta. Primero el sargento, después la agente, que en ese momento se convirtió en la única que seguía viendo de frente a Taib, que no titubeó y continuó avanzando. Cuando estaba a solo "un metro y medio" de la mujer, esta abrió fuego, cuatro veces, y le dio en tres ocasiones. Una de ellas en la cabeza. 

"Si no hubiera disparado ella, lo hubiera hecho yo", ha zanjado el sargento, según el sindicato. Los dos mossos han recordado que ellos eran también lo único que separaba a Taib del vestuario de la comisaría, donde se encontraban cambiándose "y desarmados" los agentes que iban a incorporarse al turno de la mañana del lunes. 

Doble causa judicial 

Esta actuación policial se investiga en el juzgado número 2 de Cornellà. Este martes se ha practicado en la comisaría de este municipio del Baix Llobregat la reconstrucción del episodio. Han participado en esta tanto la agente que abatió a Abdelhouahab Taib, en calidad de investigada, como dos sargentos, incluido el que llegó a apuntar también al atacante, en calidad de testimonios. La Audiencia Nacional es el órgano que debe esclarecer si este hecho se trató o no de un atentado terrorista, como lo considera la policía catalana, mientras que la magistrada de Cornellà se ocupa únicamente de averiguar si existió o no mala praxis por parte de la policía que disparó. 

Los Mossos defienden a su agente 

El director de los Mossos, Andreu Joan Martínez, ha defendido la actuación de su agente porque fue "proporcionada, adecuada y coherente" y "evitó males mayores". La agente, ha insistido, aplicó correctamente los protocolos, dándole el alto correspondiente y disparando cuando no tuvo más remedio que disparar. "Fue cuestión de segundos", ha subrayado tras entrevistarse con la mossa, el sargento que acudió a socorrerla y consultar las grabaciones de las cámaras de seguridad del recinto. Estas, según fuentes consultadas por este diario que han tenido acceso a las imágenes, demuestran que Taib saltó de forma repentina sobre la agente con la clara intención de apuñarla. 

La familia estudia denunciar a los Mossos 

La familia del fallecido, entre quienes se cuentan su exmujer, su hermana y su madre, se personarán próximamente en esta causa y, según el abogado que defiende sus intereses, David Martínez, meditan denunciar a la agente por "desproporcionalidad y negligencia", una decisión que todavía no está tomada.

También el diputado de la CUP Carles Riera ha arremetido este martes duramente contra los Mossos d'Esquadra por esta muerte. Riera ha calificado el incidente como una "ejecución extrajudicial" y ha mostrado su preocupación por que se "normalicen" este tipo de actuaciones.

La acusación de la formación anticapitalista que ha dolido a los sindicatos policiales. Desde USPAC se ha respondido defendiendo "a la compañera" porque actuó "impecablemente para proteger su vida, la del sargento y la del resto de compañeros" y ha instado a Riera "a documentarse antes de hablar". El SME, por su parte, ha calificado estas palabras de Riera "de vergüenza absoluta", más aún teniendo en cuenta que se trata de un diputado en el Parlament de Catalunya, y ha avisado que estudiará la posibilidad "de presentar acciones legales"

0 Comentarios
cargando