Ir a contenido

ASALTO A UNA COMISARÍA

Abdelouahab Taib, un atacante salido de los Bloques de la Siemens

Nació en Argelia hace 29 años, no tenía antecedentes policiales y se había casado con Luci, una vecina de Cornellà

El entorno de la pareja explica que él se marchaba por las noches con hombres que venían a buscarlo con un monovolumen blanco

Guillem Sànchez

Abdelouahab Taib, el atacante de la comisaría de los Mossos en Cornellà.

Abdelouahab Taib, el atacante de la comisaría de los Mossos en Cornellà.

Abdelouahab Taib, el hombre de origen argelino abatido en la comisaría de Cornellà de Llobregat, aterrizó en Cornellà hace dos años gracias al matrimonio que contrajo con Luci, una mujer española de 40 años. 

Luci Abdelouahab vivían en el domicilio de ella, unos bajos en los 'bloques de la Siemens', edificios gemelos como fichas de dominó que la empresa de electrodomésticos levantó en el barrio de la Gavarra para sus empleados, procedentes en su mayoría del sur de España. 

A pesar de que todo esto ocurrió hace casi 70 años, y de que ya no queda casi ninguno de los inquilinos originarios y la inmigración magrebí abunda en esta zona, según explican Conchi y Óscar, vecinos del mismo bloque que Luci y Abdelouahab, él era el único habitante musulmán de una finca habitada íntegramente por familias españolas. Estos dos vecinos cuentan también que Luci, al casarse con Abdelouhab, se convirtió al Islam. Y a partir de entonces, salía siempre de casa sin dejar a la vista su cabello, que cubría con un pañuelo. A veces, también vestía túnicas. Él no, él seguía con ropa de calle, o vestido con un mono de trabajo, porque, al parecer, había conseguido un empleo del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC). 

Se marchaba con hombres

Una amiga de Luci, que quiere preservar su anonimato, explica que la mujer firmó el divorcio con Abdelouahab el martes de la semana pasada. Según cuenta, el hombre había "comenzado a rezar de madrugada""a hablar solo y a perder la cabeza" y a pasar muchas horas con un grupo de hombres que venían a recogerlo por las noches. "En un monovolumen blanco", añade Conchi, que también se había fijado en esta pandilla nueva de Abdelouahab. Luci, según fuentes de la investigación, ha acabado explicando hoy a los Mossos d'Esquadra algo de Abdelouahab que desconocían tanto su amiga como los vecinos pero que cuadra con lo que habían observado: el divorcio se debía a que Abdelouahab era homosexual y que él temía el rechazo que eso podía implicar entre la comunidad musulmana hasta el punto de plantearse el suicidio.  

En este contexto, de madrugada Abdelouahab ha empuñado un cuchillo y se ha dirigido a la comisaría de los Mossos de Cornellà, a escasos 200 metros. Ha llamado al timbre y ha intentado matar a una policía clavándoselo con el nombre de Alá en la boca. La policía ha podido sacar la pistola y abrir fuego contra él varias veces. A las 10.10 horas, una comitiva forense ha sacado su cadáver de la comisaría metido en una bolsa blanca. 

Este atentado terrorista, así lo investigan los Mossos, ha obligado a activar una operación policial de gran envergadura en los antiguos bloques de la Siemenes y a desalojar a 24 familias del bloque de Luci. Al otro lado del cordón policial, Alberto y María Ángeles, matrimonio de 76 y 73 años, observaban este mediodía el despliegue sentados en un banco. Cuando ellos llegaron al barrio de la Gavarra, hasta estas calles había ganaderos que traían vacas y cabras para vender leche directamente muñida de la teta del animal. "Y había campos justo aquí", recuerdan, señalando el suelo.