Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

El Valle de los Caídos catalán, en el punto de mira del PSC

Los socialistas piden quitar los símbolos franquistas de un mausoleo en Montserrat

La cripta en recuerdo a un Tercio de Requetés se ha convertido en un punto de exaltación de la dictadura

Roger Pascual

Monumento en homenaje al Tercio de Requetés de la Mare de Déu de Montserrat.

Monumento en homenaje al Tercio de Requetés de la Mare de Déu de Montserrat.

A la espera de que se exhumen los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos para que deje ser un sitio de peregrinación franquista, el PSC quiere poner fin también a los símbolos de la dictadura que perviven en Catalunya. No solo al monolito de Tortosa, que el Parlament aprobó retirar hace dos años y medio pero que sigue en pie después de que un referéndum en el municipio defendiera la continuidad de este monumento conmemorativo de la batalla del Ebro. Sino también al particular Valle de los Caídos catalán situado en el corazón de Montserrat, a los pies de la Moreneta.

Un militante del PSC puso sobre aviso a la dirección de su partido sobre una cripta-mausoleo, situada bajo el parking del monasterio, donde hay enterrados 319 combatientes del Tercio de Requetés Nuestra Señora de Montserrat, formado íntegramente por catalanes (la mayoría carlistas) que se unieron al alzamiento franquista. Frente a ella, hay una escultura de bronce representando a un requeté malherido con la mirada dirigida al monasterio y una placa con la inscripción "Recuerda su ejemplo y sacrificio. Tercio de Requetés Nuestra Señora de Montserrat. 1936-1939". El lugar se ha convertido en punto de encuentro de nostálgicos; en estas reuniones se han podido escuchar encendidos discursos como el de Javier Barraycoa glosando el sacrificio de los "requetés en la cruzada del 36". "Se acercan momentos como los que ellos vivieron. Encomendémonos a nuestros mártires y que se cumpla la voluntad de Dios. ¡Viva Cristo Rey! ¡Visca Catalunya sempre espanyola!", clamaba el profesor universitario y cofundador de Somatemps.

Eva Granados, portavoz del PSC en el Parlament, y Ferran Pedret, portavoz adjunto, registraron hace un mes una propuesta de resolución para "hacer las gestiones necesarias para retirar, dentro del plazo de seis meses, el monumento". Inaugurado en 1961, el propio Franco visitó cinco años después el mausoleo. «Nada para mí más grato que rendir el homenaje de nuestro recuerdo a estos 319 combatientes ejemplares del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat que, conscientes de su probable muerte, quisieron que sus restos reposasen en la inmediación y bajo el amparo de su Patrona, Nuestra Señora -sentenció el dictador-. Que su sacrificio por Dios y por España esté siempre presente en esta montaña, que es el mejor modo de honrarles. ¡Dichosa la nación que cuenta con tales hombres! Caídos del Tercio de Nuestra Señora de Montserrat: ¡Presentes!".

Como Pedret señala, no reclaman "exhumar los restos de los combatientes", pero sí que la cripta "respete" la ley de memoria histórica y que "no haya simbología de exaltación del franquismo", como la bandera del Tercio y la laureada de San Fernando, que el dictador concedió a esta unidad militar por su defensa de la población de Codo, durante los días 24 y 25 de agosto de 1937. El mausoleo está en un recinto privado, propiedad de la comunidad benedictina de Montserrat. Desde la Abadía de Montserrat comentan que están estudiando el asunto, pero que no quieren hacer declaraciones.