Ir a contenido

ENTREVISTA A LA VICEPRESIDENTA DEL PDECAT

Míriam Nogueras: "Veo antes elecciones anticipadas en España que en Catalunya"

"No hay una estrategia independentista muy definida"

"Hacemos autocrítica sobre el congreso del PDECat"

Fidel Masreal

Entrevista con Míriam Nogueras, vicepresidenta del PDECat. / RICARD CUGAT / EDICIÓN: JOSÉ ACCINI

Míriam Nogueras (Dosrius, 1980) es la nueva vicepresidenta del PDECat. Diputada en el Congreso, candidata a la alcaldía de Mataró, y fiel al 'expresident' Carles Puigdemont, Nogueras admite la necesidad de coordinación en el seno del independentismo y advierte a Pedro Sánchez de que antes se anticiparán las elecciones españolas que las catalanas.

-El ‘expresident’ Puigdemont ha dicho que el período de gracia de Pedro Sánchez se agota. ¿Cuándo se acaba este período?

-Esto depende del Gobierno del PSOE. En política hay 100 días de gracia, está llegando a ellos. Ahora tiene dos opciones: seguir siendo la imagen del Gobierno del PP, que es lo que vemos que está pasando hasta ahora, o empezar a ejercer de Gobierno del siglo XXI, demócrata, moderno y que sabe encarar los conflictos.

-Si el Gobierno no hace una propuesta política, ¿ustedes dejarán de apoyarlo?

-A quien menos beneficia que no haya propuesta es al Gobierno. Es un Gobierno débil. Ha de ser consciente de que tiene unas deudas con los partidos, no solo los independentistas sino Podemos. Todos apostamos por la moción de censura porque deseamos que cambien muchas cosas en el Estado. Y lo que el PSOE ha de demostrar es que puede cambiarlas.

-¿Y entre las propuestas que ha de hacer el Gobierno, habría una intervención sobre la fiscalía respecto a los presos?

-Cuando me dicen que la justicia española es independiente me entran ganas de reír. Y dado que no lo es, pues sí, ellos tienen herramientas que como oposición no tenían. Pueden hacer muchas cosas, que las hagan.

-¿Qué ha de poner sobre la mesa el Gobierno exactamente?

-El referéndum. El Gobierno del Estado ha de hallar una solución y si pasa por volver al momento en el que el Gobierno del PP entró [votar un nuevo Estatut], no me parece adecuada al siglo XXI. No pedimos nada extravagante.

-¿Ve la posibilidad de unas elecciones catalanas anticipadas?

-Yo ahora no, veo más unas elecciones anticipadas en España, porque el Gobierno de Sánchez deje perder los apoyos. Ya no depende de nosotros, es el Gobierno quien tiene la pelota sobre su tejado. Necesitan dar algún paso diferente al del Gobierno del PP.

-El soberanismo afirma que el período de gracia se acaba, que no se aceptará una condena en el juicio del 1-O... pero los precedentes nos indican que no se han ejecutado las promesas de unilateralidad. Por tanto, ¿cuál es la amenaza que se puede esgrimir desde el independentismo?

-La fuerza más grande que tenemos es la coordinación estratégica.

-¿Pero para plantear qué?

-Para plantearlo todo. Creo que desde el independentismo se está empezando a aglutinar a todos estos actores y empezando a hacer acercamientos. Todos somos conscientes de que para seguir fuertes y aprovechar la fuerza que tenemos, hemos de coordinarnos de forma estratégica.

-La impresión es que como mínimo hay dos estrategias: la de ERC, de agotar la legislatura y ampliar la base social, y la de Puigdemont y el nuevo PDECat de mantener la tensión y si es necesario ir a elecciones y amenazar con saltar la valla...

-No creo que haya dos estrategias definidas, todos queremos la independencia mañana a las ocho antes que pasado mañana.

-¿Pero cómo?

-Hace falta una coordinación. Todos creemos que ha de haber unidad estratégica, como decía [el vicepresidente del Govern] Pere Aragonès. Cuando somos conscientes de que hace falta esto es que no hay ninguna estrategia muy definida.

- Cuándo haya elecciones municipales o autonómicas, ¿confía en que ERC se subsumirá en la Crida de Puigdemont?

-Yo no sé cómo se presentará la Crida.

-Ferran Mascarell ha hablado del reflejo electoral de la Crida, y en el manifiesto fundacional se habla de concurrir a los comicios.

-Pero no dice cómo, si como partido, herramienta política o como paraguas... Estamos a la expectativa de saber cómo se presenta.

-El PDECat seguirá vivo pase lo que pase con la Crida?

-Claro. Los partidos han de seguir vivos.

-¿Qué le parece que una candidatura de asociados de base obtuviera casi el 30% de votos del congreso del PDECat, con un mensaje crítico con los pactos de despacho y pidiendo votaciones en primarias? ¿Hace autocrítica del congreso del partido?

-Claro que sí. Fueron muy valientes al hacer la lista. Lo primero que hicimos fue ponernos a su disposición y colaborando todos.

-¿Se pactó demasiado en despachos, en el congreso del PDECat?

-Básicamente hubo el pacto de Lledoners, que es una cárcel.

-¿En qué consistía el pacto?

-En la unidad, que lo que hiciéramos lo hiciéramos juntos porque la fuerza que tenemos es, con todos los matices, ser capaces de ir a una. Nos hace falta un partido fuerte.

-Unidad sin la hasta entonces coordinadora general, Marta Pascal...

-Decidió ella no estar en la dirección.

-¿Por qué perdió Puigdemont la confianza en Pascal?

-No sé si la perdió o no...

-Es lo que dijo ella.

-Puigdemont ha dicho que no era verdad.

-¿Y usted qué cree?

-Que no hemos de entrar en temas que son de dos personas... todo es tan bestia... Este congreso no iba de nombres sino de algo mucho más allá. Ha ido muy bien porque ha entrado en la dirección gente de sensibilidades diferentes.