Ir a contenido

PUGNA EN EL INDEPENDENTISMO

ERC rechaza adelantar las elecciones para que coincidan con el juicio del 1-O

Frente a las insinuaciones de Torra, los republicanos no lo ven "oportuno" ni "plausible"

Las divergencias estratégicas con JxCat se hacen cada vez más evidentes

Daniel G. Sastre

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, atiende a los medios de comunicación.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, atiende a los medios de comunicación. / ENRIC FONTCUBERTA (EFE)

Ni integración en la Crida Nacional, ni listas conjuntas, ni tampoco elecciones inminentes. Los caminos del entorno de Carles Puigdemont -integrado por, entre otros, el presidente de la Generalitat, Quim Torra- y los de ERC se apartan cada vez más. Los republicanos salen al paso inmediatamente cuando detectan que la estrategia de sus socios en el Govern puede colisionar con lo que ellos interpretan que toca hacer ahora: ampliar el área independentista de la sociedad catalana para afrontar con más garantías el próximo pulso contra el Estado, al que no ponen fecha.

Esquerra, con su líder, Oriol Junqueras, en prisión, ha optado por buscar con calma en espacios ideológicos limítrofes -el de los 'comuns', por ejemplo- el apoyo social que falta para que el soberanismo se convierta en la opción hegemónica indiscutible. Pero Puigdemont, que prometió volver a Catalunya para lograr un gran resultado en las últimas elecciones pero sigue en Bélgica envalentonado por las resoluciones judiciales que impiden su extradición, está más interesado en la agitación constante.

Torra, que se ha declarado subalterno de Puigdemont, abrió la puerta hace unos días a adelantar las elecciones, cuando dijo que "los gobiernos acostumbran a dimitir si sus presupuestos no son aprobados". Luego matizó sus palabras y aseguró que confía en el equipo de su vicepresidente, Pere Aragonès, para sacar las cuentas adelante, pero las diferencias estratégicas entre los socios de Govern ya han provocado episodios como el cierre del Parlament hasta octubre para evitar los desacuerdos públicos.

Otoño caliente

Sectores de JxCat consideran que el juicio contra los impulsores del referéndum del 1-O presos sería un buen momento para tratar de obtener una victoria incontestable en las urnas. A esa estrategia obedece también la puesta en marcha de la Crida Nacional per la República, que ya se prepara para otro otoño caliente que movilice a los electores soberanistas.

Pero ERC tiene otros ritmos. Los republicanos rechazaron este jueves con rotundidad la idea de aprovechar el juicio del 1-O para celebrar nuevas elecciones al Parlament. "No creemos que sea un escenario oportuno o plausible", ha afirmado la portavoz de ERCMarta Vilalta, en declaraciones a RAC-1. 

Vilalta ha argumentado que "hace muy poquito" que Catalunya pudo "recuperar las instituciones" de autogobierno -en manos del Gobierno central en aplicación del artículo 155 después de la declaración unilateral de independencia-,  por lo que ahora toca "continuar el trabajo". "El Govern tiene mucho trabajo", ha abundado.

Los republicanos creen más en la gestión del día a día que en las "gesticulaciones" -como las describió en su día Junqueras- de Puigdemont para ganar músculo. Y por eso quieren que los ciudadanos perciban a la Generalitat, o al menos las áreas que ellos controlan, como una administración eficiente que afronta sus problemas, frente a la obstinación de Torra y sus compañeros por evidenciar la supuesta falta de calidad democrática del Estado casi como único objetivo de la legislatura.

Eso no significa que los republicanos tengan previsto dejar de denunciar una actuación de la justicia que no consideran ajustada a derecho. "De aquí a las sentencias falta mucho tiempo. Lo que nos conviene es ir denunciando la farsa de la causa del 1-O", apuntó Vilalta, que aseguró que "nada hace prever" que Junqueras y el resto de encarcelados tengrán "un juicio justo".

Fiel al 1-O

Hace unos días ERC sufrió una visita en su sede de los CDR, que se emplearon con más saña que en las de otros partidos y cuyos miembros llevaban carteles de 'Puigdemont president'. Para hacer frente a esas críticas desde el bloque independentista, Viltalta subrayó que ERC sigue siendo "fiel al mandato del 1-O", y aunque llamó a tomar conciencia de que no se ha podido hacer efectiva la república, se mostró confiada en que "llegará una nueva oportunidad".

La portavoz de ERC también reclamó al nuevo Gobierno central que aborde la situación desde la negociación y el diálogo y poniendo fin a la "judicialización de la política".

0 Comentarios
cargando