Ir a contenido

ACUERDO EN UNA ASAMBLEA DE MUJERES

La CUP cobra una cuota a sus militantes hombres para combatir el machismo

Deberán pagar 0,75 euros mensuales para contratar a una persona que abordará posibles casos de agresiones sexistas

Efe

De izquierda a derecha, los diputados de la CUP Vidal Aragonés, Maria Sirvent y Carles Riera, en el Parlament, el pasado mayo.

De izquierda a derecha, los diputados de la CUP Vidal Aragonés, Maria Sirvent y Carles Riera, en el Parlament, el pasado mayo. / FERRAN SENDRA

La CUP ha empezado a cobrar este agosto a sus militantes hombres una cuota de 0,75 euros mensuales para "abordar" posibles casos de "agresiones machistas" dentro del partido. Con el dinero, los anticapitalistas quieren cubrir la contratación de una "liberada" que se encargue de coordinar acciones para combatirlas.

El cobro se acordó en una asamblea nacional de mujeres celebrada el pasado junio. Los hombres pagarán la simbólica cifra "por el mismo sistema que las cuotas ordinarias", según se indica en un correo electrónico al que ha tenido acceso Efe. El dinero recaudado se destinará a cubrir "parte del coste laboral de liberar a una persona para el abordaje de las agresiones" machistas, se explica en el 'e-mail' enviado a la militancia 'cupaire'.

Los motivos que aduce la dirección de la CUP para hacer pagar la cuota exclusivamente a los hombres son los mismos que se aprobaron en la asamblea, en la cual solo podían participar mujeres. "Consideramos -afirma el texto- que no tendría que recaer en las mujeres la asunción de los costes de la contratación de una persona, ya que la mayor parte de su dedicación estará destinada a gestionar casos de agresiones machistas que no son generados por las mujeres de la organización, sino que somos mayoritariamente nosotras las que las sufrimos".

"Por este motivo -añade la resolución- proponemos que la mayor parte de los costes de contratación los asuman los hombres de la CUP y que se aumente la cuota militante durante el tiempo que dure esta plaza", prevista en principio hasta enero del 2019.

"Dudas" internas

En respuesta a las "dudas" que la dirección de la CUP admite que ya le han llegado, aclara que "dicha medida no quiere decir que todos los hombres de la organización sean agresores". "Es solo un pequeño paso, que tiene que ir de la mano de muchos otros, para hacer partícipes y responsabilizar a los hombres de la organización de hacer prevención, revisar nuestras prácticas militantes y personales, y para hacer nuestra organización más feminista y no quedarnos solo en declaraciones y posicionamientos públicos", señalan las mismas fuentes.

Temas: Machismo CUP

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.