Ir a contenido

Puigdemont presiona a ERC para que se sume a la Crida

Ferran Mascarell insiste en la unidad electoral bajo la plataforma del 'expresident'

Fidel Masreal

El delegado del Govern en Madrid Ferran Mascarell.

El delegado del Govern en Madrid Ferran Mascarell. / FERRAN SENDRA

Sigue la tensión interna entre los dos principales focos del independentism: la posconvergencia que lidera Carles Puigdemont frente a Esquerra Republicana, liderada por Oriol Junqueras. Poco después de que el vicepresidente del Govern y dirigente de Esquerra, Pere Aragonès, apostara por unificar estrategias pero concurrir en listas separadas en los próximos comicios, el delegado del Govern en Madrid y portavoz de la Crida Nacional per la República que impulsa Puigdemont ha llamado de nuevo a la "máxima unidad electoral y operativa" posible para expresarse "con una sola voz" ante el Estado.

Mascarell afirma en una entrevista a agencia EFE que la Crida tiene intención de iniciar a partir del 20 a 22 de agosto una ronda de conversaciones con partidos, entidades y colectivos para intentar forjar esta unidad. Curiosamente, también Aragonés ha hecho referencia a contactos, según él ya establecidos, entre los distintos actores del soberanismo para tratar de poner en común lo que hoy por hoy parecen dos estrategias claramente diferenciadas: la de ERC, partidaria de la navegación en el Govern para tratar de ampliar la base social independentista, frente a la de Puigdemont y el 'president' Quim Torra -fiel a su antecesor- partidarios claramente de alimentar la tensión con el Estado y aprovechar situaciones como el juicio a los independentistas o las próximas elecciones municipales para de nuevo elevar un pulso y generar momentos como los del pasado mes de octubre.

Sobre la estrategia de compartir un único cartel electoral -estrategia que sí logró imponer el 'expresident' Mas a Oriol Junqueras con Junts pel Sí, pero que no se repitió en diciembre pasado, cuando Junts per Catalunya y ERC compitieron por separado- Mascarell es insistente sostiene que "no hay que tirar la toalla" por lo que invitará a los republicanos a sumarse a la Crida. Sin embargo, los propios integrantes de la Crida admiten que los apoyos a esta nueva plataforma se hacen a título individual. Con todo, Mascarell insiste en que además de unida estratégica "nos conviene la máxima unidad electoral; hay que hablar a fondo, hay que respetar la posición de cada uno", ha apuntado.

Según Mascarell, "conviene que el soberanismo se exprese con una sola voz y lo más rotundamente posible", porque "en los meses que se acercan" se necesitará una "expresión de máxima unidad del soberanismo" que sumada a la "movilización social" debe permitir, a su juicio, alcanzar el objetivo de la independencia. 

Réplica sobre el espacio ideológico

"Cada vez que hay un proyecto electoral fuerte que aglutina y entusiasma al mayor número de ciudadanos, acabas ganando. La unidad es una exigencia de las bases soberanistas. Si los dirigentes políticos trabajan unidos, el éxito se acaba alcanzando con más rapidez. Cuanta más unidad se exprese políticamente, más deprisa conseguiremos el éxito, alcanzar una república", ha remarcado.

Mascarell ha negado que la Crida sea -como ha apuntado ERC para desentenderse de la iniciativa- una recomposición del "espacio de centroderecha" del soberanismo, sino que "va mucho más allá" y, en este sentido, ha recordado que "entre los adheridos hay muchos que provienen de la izquierda socialista" o cercana a "los comunes".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.