Ir a contenido

EL SUMARIO DE LOS ATENTADOS DE CATALUNYA

Un terrorista vendió las joyas de su madre para pagar los atentados de Barcelona y Cambrils

Mohamed Houli sobrevivió a la explosión de Alcanar y está en la cárcel

Consiguió 1.180 euros al vender 31 piezas de oro de 18 quilates un día antes de la matanza

Luis Rendueles

Mohamed Houli, terrorista herido en la explosión de Alcanar.

Mohamed Houli, terrorista herido en la explosión de Alcanar.

Gran parte de los atentados de Barcelona y Cambrils fueron sufragados con la venta de joyas que realizaron dos de los terroristas los días 12 y 16 de agosto de 2017 en la tienda Compro Oro Inversión de Vinaroz (Castellón), según el sumario. Uno de los terroristas, Mohamed Houli, explicó a la dependienta que lo atendió que se trataba de joyas "de mi madre" e incluso le pidió una copia del contrato para, dijo, enseñársela luego a su familiar y "justificárselo".

La Guardia Civil de Castellón investigó esa compra venta, realizada la tarde del 16 de agosto, un día antes del comienzo de los atentados, y descubrió que Houli llevó a la tienda de oro 18 pendientes, 4 anillos, 2 cadenas, 6 colgantes y una pulsera, "todo ello de oro, de 18 quilates". Le pagaron 1.180 euros. La dependienta recuerda al terrorista como un joven "muy educado, de apariencia española, bien vestido, con un suéter rojo".

Con su nombre y su DNI

Pese a ello, esta empleada aseguró en su declaración que desconfió "en un primer momento de la posibilidad de que las joyas fueran robadas" y le insistió al vendedor que "estas joyas serán registradas por la Guardia Civil". Houli, que se identificó con su nombre y su DNI, aseguró que no importaba, que estaba "de vacaciones" en Vinaroz y que no habría ningún problema legal porque las joyas eran de su madre. Finalmente firmó un contrato de compra venta donde declaraba que las joyas "han sido adquiridos en lícito comercio... se encuentran libres de cargas y me pertenecen conforme a la legislación vigente española". El joven resultó herido aquella misma noche en la explosión ocurrida en la casa de los terroristas en Alcanar (Tarragona) y está en prisión.

Las joyas de oro que vendieron los terroristas para sufragar los ataques / EL PERIÓDICO

El 12 de agosto de 2017, cuatro días antes de aquella visita, otro de los integrantes de la célula terrorista, Youssef Aalla, había acudido a la misma tienda de compraventa de oro. Le atendió otra dependienta, que lo recordó ante la Guardia Civil como un "chico joven, claramente marroquí, serio pero muy educado" que le preguntó "¿Cuánto me das?" por las joyas que le llevaba (dos anillos y un collar de oro). Ambos llegaron a un acuerdo y le pagó 800 euros. El joven firmó también un contrato similar al de su compañero. En total, el comando consiguió 1.980 euros mediante la venta de joyas para unos atentados que costaron algo menos de 3.000 euros, según fuentes de la investigación. [Todas las fotos del sumario del 17-A, aquí].