Ir a contenido

Torra se plantea dimitir y convocar elecciones si no consigue aprobar los presupuestos

El 'president' se encomienda a la CUP como socio prioritario para las cuentas del 2019

El PDECat en cambio ve posibles pactos con otros socios y rechaza de entrada el adelanto electoral

ACN

Extracto de la entrevista al president Quim Torra de la agencia ACN. / PAU CORTINA (ACN / VÍDEO: RAFA GARRIDO / ACN)

Que al Govern y a los partidos que le apoyan -el PDECat y ERC- le falta un proyecto estratégico compartido es un secreto a voces cada vez más difundido. Cada vez que se pregunta a los principales dirigentes del 'procés' sobre la hoja de ruta, la estabilidad parlamentaria y las alianzas, surgen versiones matizadas cuando no divergentes. Así, en una entrevista difundida este viernes por la Agència Catalana de Notícies, el 'president' Torra, elegido hace menos de tres meses, ya lanza el espantajo de unas nuevas elecciones anticipadas si no es capaz de aprobar los prespuestos para el próximo año. Unas cuentas para las que espera contar con un socio preferente, la CUP, que ya ha advertido que será muy difícil contar con su apoyo porque los anticapitalistas siguen instalados en la idea de no hacer más 'autonomismo' ni dar carta de naturaleza y normalidad a la legislatura. En cambio, desde el PDECat se abre la puerta a pactos con otros partidos y se considera necesario evitar la convocatoria anticipada de las urnas.

Pero el 'president' ha sido claro. Al preguntarle si convocará elecciones si no puede sacar las cuentas del año próximo, Torra ha asumido que "los gobiernos acostumbran a dimitir si sus presupuestos no son aprobados y me parece que esto es un mandato democrático de autoexigencia".

Elecciones anticipadas

El fantasma de las elecciones anticipadas planea sobre el Gobierno desde prácticamente la primera semana que Torra llegó a la presidencia. Pero ahora es el propio 'president' quien avisa de que podría convocar comicios si su Ejecutivo no puede sacar adelante un nuevo presupuesto para el 2019.

"Tenemos unos socios preferentes, la CUP, que para nosotros nunca han formado parte del problema sino de la solución, como cualquier independentista. Negociaremos los presupuestos con la CUP y con el resto de grupos, está claro. Pero siempre hemos dicho que este proyecto es de 70 diputados independentistas y nos gustaría que los presupuestos pudieran salir adelante con la CUP", ha asegurado, poniendo así el foco en los anticapitalistas.

Aún así, Torra tampoco puede asegurar que las conversaciones acaben bien: "Con la CUP empezaremos las negociaciones, y que tengamos suerte". A la vuelta del curso político, sin embargo, no solo los presupuestos centrarán la atención. De hecho, será él quien, los primeros días del mes, ofrecerá una conferencia política que quiere aprovechar para marcar hitos unitarios al movimiento independentista a medio y largo plazo.

Discrepancias internas

Pocas horas después de la difusión de esta entrevista del 'president', el recientemente elegido presidente del PDECat, David Bonvehí, matizaba notablemente lo dicho por Torra. Bonvehí, en declaraciones al Ara, ha apostado por lograr convencer a la CUP de que apoye las cuentas, pero ha señalado que "no solo" están los 'cupaires', sino que hay otros grupos con los que negociarlas. No en vano fuentes del Govern apuntan: "Con los 'comuns y con el PSC debería ser posible hablar de presupuestos y de todo".Esta misma semana la portavoz dle Govern, Elsa Artadi, apuntaba que  "al volver del verano se tiene que trabajar sobre los posibles socios y uno son los omuns".

Además, Bonvehí, lejos de la tesis de las elecciones anticipadas, ha apuntado que incluso sería "una opción" seguir gobernando con las cuentas prorrogadas si las nuevas fracasan en el trámite parlamentario, pero ha destacado que esto complicaría la estabilidad del Govern en la Cámara catalana.

El presidente dle PDECat no ha garantizado que el Govern quiera agotar los cuatro años de legislatura, pero ha considerado que, "clarísimamente", no debería haber ningunas elecciones catalanas al menos hasta después de las elecciones municipales de mayo de 2019, y ha argumentado que antes de convocar un eventual adelanto electoral, algo que solo es potestad del presidente Torra, también hay que ver "qué pasa con el Gobierno del Estado" del PSOE y si se abre finalmente a negociar un referéndum de independencia.

"Crear un nuevo momento"

Por otra parte, en la entrevista Torra insiste en crear un "momento", como lo fue el 1-O, para materializar la república catalana y poder "hacerla efectiva". En este sentido, el president querrá dirigirse a los catalanes para "hablar de los enormes sacrificios que habrá que hacer para ser independientes". "Es un tema del que se ha hablado poco, todos tenemos que ser conscientes desde ahora que si pretendemos llegar a la independencia, necesitaremos toda la fuerza y coraje, y hacer mejor las cosas que en octubre pasado", ha explicado.

Haciendo una mirada más crítica a octubre del año pasado, Torra valora, y mucho, "como se llegó al 1-O" y todo el que supuso. Pero lamenta que la "revolución de las sonrisas" que, entre otras, él promovió, se convirtió en "una idea que no era la inicial". "Nosotros poníamos el énfasis en la revolución. Queríamos hacer una revolución pacífica, democrática, pero radical. Y si analizamos que no salió bien en octubre, vemos que quizás necesitábamos más planos de contingencia, organización y preparación para defender la república proclamada. Y aquí se donde quiero centrar la energía", detalla al hablar de la conferencia que ofrecerá. 

0 Comentarios
cargando