Ir a contenido

TORMENTA EN LA GUARDIA CIVIL

Marlaska destituye a Sánchez Corbí, Coronel de la UCO

El PNV había pedido su cese el pasado mes de febrero

El Periódico

El coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, en el centro.

El coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, en el centro. / CABALAR (EFE)

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha destituido al Coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, por "pérdida de confianza". El ministro adoptó esa decisión después de que el 27 de julio trascendiera un email que el Coronel envió a los 540 miembros de la UCO en el que les advertía de que cesaran sus actividades "hasta nueva orden, al agotarse la caja de los fondos reservados". El correo  fue desvelado por Voz Pópuli.

El ministro y el Coronel Corbí se vieron las caras posteriormente en una reunión en la que éste negó ser el autor de la filtración. Fuentes de Interior explicaron que otras unidades policiales tampoco tenían dinero y que hicieron llegar sus peticiones por medios más discretos. La sensación fue que el Coronel Corbí estaba "echando un pulso" al ministerio, añaden.

Fuentes de la UCO expresaron su "desolación" por el cese de Corbí, que llegó a ser jefe de Operaciones contra ETA en Francia y participó, por ejemplo, en la liberación de Ortega Lara. En 2015 Francia lo condecoró con la Legión de Honor, su máxima distinción. Antes, en los años 90,  había sido condenado a un año de cárcel y seis de inhabilitación por lesiones al etarra Kepa Urra. El Gobierno de Aznar le concedió el indulto.

Corbí llegó a la UCO en diciembre de 2015. Desde entonces, impulsó investigaciones contra la corrupción: la operación Púnica (donde se detuvo a Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid y se acusa a la ex presidenta Cristina Cifuentes) y la operación Lezo (donde se acusa a Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid). En ese periodo, su unidad resolvió el asesinato de Diana Quer y el del niño Gabriel Cruz.

El pasado mes de febrero, el PNV exigió la destitución del Coronel tras la publicación de su libro "Sangre, sudor y paz", coescrito con Lorenzo Silva y en el que vertía duras críticas contra los nacionalistas vascos y su papel en la lucha contra ETA.