Ir a contenido

EN MONT-RAS (GIRONA)

Los abogados de Puigdemont censuran que se increpara al juez Llarena

Cuevillas y Boye defienden que el juez pueda cenar "con quien quiera, cuando quiera y donde quiera"

Efe

Els advocats de Puigdemont Jaume Alonso-Cuevillas y Gonzalo Boye

Els advocats de Puigdemont Jaume Alonso-Cuevillas y Gonzalo Boye / N. SEGURA

Los abogados de Carles Puigdemont Jaume Alonso-Cuevillas y Gonzalo Boye han defendido el derecho del juez Pablo Llarena a cenar "con quien quiera, cuando quiera y donde quiera" y han rechazado que fuera increpado el pasado sábado por un grupo de independentistas a la salida de un restaurante de Mont-ras (Girona).

Llarena acudió a una cena con una veintena de personas más, entre ellas el concejal y presidente del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz. Tras difundirse una fotografía del encuentro a través de las redes, una quincena de independentistas le increparon y corearon lemas como "Las calles serán siempre nuestras" o, en tono irónico, le espetaron "Bienvenido al Empordà".

En un mensaje en Twitter, Cuevillas ha resaltado que ha "criticado (y recurrido) con contundencia las resoluciones del Magistrado Llarena" pero que encuentra inaceptable que "se le increpe a la salida de un restaurante", y ha concluido que "la tolerancia se tiene que practicar en todos los sentidos". 

Otro de los letrados, Gonzalo Boye, también se ha pronunciado con otro tuit en el que asevera que "discrepar del Juez Llarena es algo que han hecho y seguirán haciendo, pero el debate es exclusivamente jurídico y así debe seguir siendo".

Por su parte, Carles Puigdemont compartió un comentario de una usuaria que calificaba de "inimaginable" encontrar a un "juez instructor en Alemania cenando con un líder político que es parte de una disputa judicial tan crucial".