Ir a contenido

COMPARECENCIA DESDE BRUSELAS

Puigdemont a Sánchez: "Que pase de los gestos a los hechos"

El 'expresident' avisa a su llegada a Bélgica al jefe del Ejecutivo español que "el periodo de gracia se acaba"

El jefe del Govern, Quim Torra, asegura que "hoy es un día de derrota para el Estado español"

Silvia Martinez

El expresident Carles Puigdemont, escoltado por el mosso Lluís Escolà. / RICARDO RAMIREZ

El expresident Carles Puigdemont, escoltado por el mosso Lluís Escolà.
Quim Torra y Carles Puigdemont, en la rueda de prensa que dieron en Bruselas, el pasado 28 de julio.

/

El ex president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ya está en Bélgica y su primera parada oficial este sábado ha tenido lugar en la Delegación del Govern en Bruselas desde donde ha avisado al presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, que “su período de gracia también se acaba” y que tiene que aprovechar el verano para trabajar y “pasar de las palabras a los hechos”. Lo ha dicho, acompañado del president del Govern, Quim Torra, poco antes de desplazarse esta tarde a la bautizada ‘Casa de la República', la vivienda alquilada en Waterloo que se ha convertido en su cuartel de operaciones y donde celebran un acto de recibimiento y de apoyo a los políticos encarcelados.

"A todo presidente electo se le concede un periodo de gracia” pero esto “no es ningún cheque en blanco. Lo que estamos esperando todos es saber cuál es la receta de Sánchez ante lo que ha reconocido es un problema político", ha avisado Puigdemont porque "no se puede querer los votos para convertirse en presidente y luego no actuar en consecuencia", ha añadido. El ex president, que ha asegurado no condicionar el apoyo al Gobierno porque no le corresponde a él, no ha puesto fecha pero espera que el jefe del ejecutivo español aproveche el verano y que con el nuevo curso, en septiembre u octubre, "ilumine sobre cual es su receta" para dar solución al problema catalán.

Puigdemont ha aterrizado en la capital belga a primera hora del sábado tras pasar cuatro meses y cuatro días en Alemania a la espera de la resolución de la euroorden cursada por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. El Tribunal Superior de Schleswig-Holstein resolvió el pasado 12 de julio que el político catalán solo podía ser entregado a España por malversación de fondos públicos y no por rebelión, y el magistrado español optó poco después por retirar la orden de detención europea dando vía libre a Puigdemont para volver a desplazarse con libertad por la UE.

Regreso a Bélgica

Y lo primero que ha hecho tras la esperada decisión judicial es regresar a Bélgica, desde donde empezará a retomar poco a poco su agenda política para seguir internalizando el proceso soberanista catalán. “Actuaré como lo que soy, un hombre libre, con mis ideas políticas, mis deberes pero sin necesidad de pedir asilo político”, ha dicho tras anunciar su intención de viajar “hasta el último rincón de nuestro continente para defender la causa justa del pueblo catalán”.

Puigdemont ha asegurado tener muchas peticiones, previas a su detención en Alemania y posteriores, a las que intentará responder. “Que abandonen toda esperanza de que nos aclimataremos a un estado de represión, a una monarquía de represión” porque “mi viaje no terminará hasta que todos los prisioneros políticos sean liberados, puedan volver del exilio y los catalanes puedan ejercer su derecho a la libre determinación”, ha defendido.

El derecho de autodeterminación

A su lado, el president de la Generalitat, Quim Torra, ha subrayado que esa será la gran batalla de esta legislatura: el derecho a la autodeterminación. “Es el tema y no puede ser otro. A este tema es al que tenemos que dar respuesta” porque “todo esto ha pasado por haber ejercido el derecho de autodeterminación”, ha explicado durante la que es su primera visita a la oficina de la delegación de Catalunya en Bruselas. En esta sede se ha mostrado “orgulloso” de recibir a Puigdemont tras sus cuatro meses en Alemania.

“Hoy es un día de derrota para el Estado español. En Alemania ha perdido una batalla judicial y habrá más que perderán. Habría que preguntarse, ¿cuántas derrotas judiciales necesitan para darse cuenta de que un problema político necesita una solución política?”, se ha preguntado. Torra, que ha advertido a los catalanes que “vendrán más dificultades y sacrificios” y que el otoño será complicado, ha asegurado que los catalanes tienen que ser conscientes de que su causa es justa “porque estamos del lado de la democracia” y ha dicho estar abierto a "una mediación internacional" para llegar a acuerdos. "Estamos en posiciones absolutamente opuestas pero tienen que acabar convergiendo", ha reivindicado.

Tras la reunión celebrada en la delegación catalana en Bruselas, donde se han reunido Torra, Puigdemont, la ex consejera de agricultura y nueva delegada del Govern, Meritxell Serret, así como los ex consellers Toni Comín, Lluis Puig y Clara Ponsatí, que se ha trasladado desde Escocia, tienen previsto desplazarse a Waterloo a un acto al que asistirán también consellers del actual Govern.

0 Comentarios
cargando